Rossi y Edwards, sobre motos de nieve