MotoGP disfruta del encanto de Estambul