Rizla Suzuki, con la bandera más grande de todo el paddock