Valentino Rossi después de la carrera de Sachsenring