Cortese, con la mirada puesta en Estoril