De Puniet, sobre su adaptación a los Bridgestone