Compra de entradas
Compra de VideoPass

Historia

MotoGP™ es la competición de motor más antigua de cuantas se disputan. La primera competición anual data de 1949.

Las carreras de motos empezaron a celebrarse a principios del Siglo XX. Varios países acogieron entonces las primeras pruebas de motociclismo. En 1938, la FICM (Fédération Internationale des Clubs Motocyclistes), predecesora de la actual FIM, organizó la creación del Campeonato Europeo. El inicio de la Segunda Guerra Mundial interrumpió la competición. Cuatro años después del fin de la guerra, la FIM anunció la creación de las series internaciones de la competición de dos ruedas, el actual Campeonato del Mundo de motociclismo.

LOS INICIOS

La primera edición del Campeonato del Mundo acogió a cuatro categorías. El inglés Leslie Graham ganó el primer título de 500cc, la categoría reina, subido a una AJS. Freddie Frith, también británico, obtuvo con la Velocette, la corona en 350cc, mientras los italianos Bruno Ruffo (Moto Guzzi) y Nello Pagani (Mondial) fueron los campeones en 250cc y 125cc, respectivamente.

En el Campeonato del Mundo de Sidecars, de 600cc, los primeros vencedores fueron los también británicos Eric Oliver y Denis Jenkinson, subidos a una Norton. La categoría de sidecars rebajó la cilindrada a 500cc a partir de 1951.

Los constructores italianos, como Mondial y Moto Guzzi, además de Gilera y MV Augusta, dominaron el Campeonato del Mundo a lo largo de la década de los 50, reflejando el poderío de la industria italiana en esos tiempos. MV Augusta consiguió ganar en todas las categorías de 1958 a 1969. Además, MV Augusta ganó durante 17 años consecutivos (1958-1974) en 500cc.

LA LLEGADA DE LAS MARCAS JAPONESAS

Durante los años 60, la industria japonesa empezó a crecer y expandirse, aterrizando también en el Campeonato del Mundo de MotoGP™. Constructores como Honda, Suzuki o Yamaha consiguieron sus primeros títulos y victorias en 125cc, 250cc y 500cc. Suzuki obtuvo grandes éxitos en la categoría, estrenada en 1962, de 50cc.

A finales de los sesenta, empezaron los éxitos de una de las leyendas del MotoGP™: Giacomo Agostini es aún el piloto que más logros ha cosechado en la historia del Campeonato. A diferencia de los actuales corredores, que se centran exclusivamente en una categoría, Agostini compitió simultáneamente en varias cilindradas. Diez de sus quince trofeos los consiguió en 5 temporadas de ensueño. El italiano ganó durante cinco años consecutivos las categorías de 350cc y 500cc, siempre defendiendo los colores de MV Augusta.

La escala de costes asociada a las motos de Gran Premio llegó a niveles insostenibles para las marcas niponas. Al final de los sesenta, Yamaha abandonó la competición. En respuesta, la FIM introdujo nuevas normativas que limitaron los motores de un solo cilindro en la categoría de 50cc, a dos en 125cc y 250cc, y a un máximo de cuatro cilindros para las de 350cc y 500cc.

¡GANAN TODOS!

En el siguiente período, la batalla por la victoria se vio inmersa en una espiral de creciente competitividad. Se acabaron los tiempos en que algunas marcas italianas o japonesas dominaban con mano de hierro. Constructores europeos como Bultaco, Kreidler MV Augusta; japoneses, Kawasaki, Suzuki, Yamaha; o estadounidenses, Harley Davidson; se alzaron con algún título. Las marcas japonesas consiguieron también acabar con la hegemonía de MV Augusta en 500cc a mitad de los 70.

Después de 12 años de ausencia, Honda retomó a finales de los 70 su presencia en el Campeonato con la revolucionaria NR 500 con motor de «cuatro tiempos» y pistones ovales. Sin embargo, en 1982 la firma del ala dorada había dejado atrás sus máquinas de «cuatro tiempos» para competir con una ligera «dos tiempos» con motor V3 de 500cc. Con la mítica NS500, Freddie Spencer consiguió su primer título mundial en 1983, que también fue el primero de constructores de Honda en la categoría máxima desde su vuelta a la competición.

La temporada anterior había sido la última en la que se celebraron carreras de 350cc, dejando el Campeonato con 4 categorías: 500cc, 250cc, 125cc y 50cc. Esta última fue sustituida en 1984 por 80cc. De las seis temporadas en que se corrió con motos de 80cc, Derbi ganó 4 títulos, tres de ellos de la mano del español Jorge Martínez Aspar.

LOS ÍDOLOS AMERICANOS

A partir de 1980, la competitividad de la categoría reina creció espectacularmente con la rivalidad entre los constructores japoneses y la llegada de las grandes estrellas americanas como Eddie Lawson, Randy Mamola, Freddie Spencer, Wayne Rainey o Kevin Schwantz. Mientras, en 125cc y 250cc, los fabricantes europeos como Derbi, Garelli o Aprilia luchaban de tú a tú contra los gigantes japoneses.

La larga asociación con las carreras de Sidecars concluyó al final de la temporada 1996, cuando se creó la Copa del Mundo de Sidecars.

A finales de los 90, Mick Doohan, héroe de Honda y Leyenda del MotoGP™, dominó con mano de hierro los 500cc, llevándose el título mundial en cinco ocasiones consecutivas (1994-1998). Una grave caída, a principios de la temporada 1999, forzó la retirada del piloto australiano.

LA ERA MODERNA

Antes de la revisión de la normativa, que provocó el cambio a motores de 990cc y «cuatro tiempos», más acorde a las nuevas líneas de producción y desarrollo tecnológico modernos, Valentino Rossi había conseguido el último título con motos de 500cc y «dos tiempos» de la mano de Honda. En 1997 y 1999, el piloto italiano había ganado los títulos en las cilindradas de 125cc y 250cc con Aprilia.

Después de la reformulación en 2002 del Campeonato del Mundo, que pasó a conocerse como MotoGP™, ya con motos de 990cc, Rossi repitió victoria durante 4 ediciones más. En las dos primeras lo hizo con Honda y en las dos siguientes con Yamaha, después de un sonado, inesperado y arriesgado fichaje por la marca de los diapasones.

En las últimas temporadas, los pilotos europeos han vuelto a revalidar los trofeos en las cilindradas más pequeñas, antes de dar el salto a MotoGP™. Dani Pedrosa consiguió el título por tres años consecutivos, uno en 125cc y dos en 250cc, al manillar de una Honda. En 2006, su primera temporada en MotoGP™, el español compartió el box del Repsol Honda con Nicky Hayden, quién gracias a su constancia y al gran trabajo realizado obtuvo el título, resuelto en un ajustado final en la última carrera contra el hasta entonces imbatible Rossi. El estadounidense rompía así con la racha de victorias de la estrella italiana.

Al inicio de la temporada 2007, nuevas modificaciones en la normativa, en la que se restringió el número de neumáticos a usar durante el fin de semana de Gran Premio y la disminución de la cilindrada del motor, de 990cc a 800cc, alteró las cosas. Ducati, equipada con gomas Bridgestone, aprovechó su ocasión de la mano de Casey Stoner, el primer Campeón de la nueva generación de pilotos. Ducati devolvía el trofeo de constructores a Europa, después de más de 33 años en manos de los fabricantes japoneses. En 2008, sin embargo, Rossi volvió a auparse en la cima y sumó su sexto título mundial en la categoría reina. Stoner fue el subcampeón, aunque distanciado en la clasificación general.

En la temporada 2009 se introdujo la normativa del neumático único, Bridgestone fue designado como proveedor exclusivo de la categoría de MotoGP™. Rossi obtuvo su séptimo título en la categoría reina tras una dilatada batalla con su compañero de equipo Jorge Lorenzo. Desde entonces, el astro italiano se encuentra a un título de igualar el récord de todos los tiempos, las ocho coronas acumuladas por su compatriota Giacomo Agostini.

La temporada 2010 inscribió un nuevo nombre en los anales de la historia de MotoGP™: Jorge Lorenzo. El piloto mallorquín se coronó Campeón del Mundo de la categoría reina tras una larga y emocionante batalla por el título a lo largo temporada con su compañero de equipo Valentino Rossi. Lorenzo demostró una gran consistencia y notable madurez para coronarse finalmente campeón de de la categoría reina con sólo 23 años.

Casey Stoner se unía al equipo de fábrica de Honda en 2011. Un cambio que resultaba ser un éxito rotundo. Stoner conseguía el título en 2011 con su victoria en Phillip Island, su novena victoria de la temporada pero no la última (también ganaría la última prueba en Valencia).

En 2012 la parrilla pasó a competir con motos de 1000cc y el piloto del Yamaha Factory Racing Jorge Lorenzo conquistó el título en Phillip Island, donde fue segundo. El mallorquín mantuvo un pulso con Dani Pedrosa (Repsol Honda) a lo largo de la temporada, mientras que Casey Stoner terminó su última temporada en MotoGP™ en tercera posición después de superar una lesión ocurrida a mitad del Campeonato.

Las dos temporadas siguientes vieron como una nueva estrella irrumpía en MotoGP™. Marc Márquez, del equipo Repsol Honda, quien en 2013 conquistó su primera corona mundial de MotoGP™ en su campaña de debut en la categoría, batiendo numerosos récords durante ese año. En 2014 Márquez conseguía de nuevo el título tras ser el gran dominador de la temporada, consiguiendo 10 victorias en las 10 primeras carreras del año.

Tras dos años con Márquez como dominador, Jorge Lorenzo cogió su testigo y se hizo con su tercer título de la categoría reina en 2015. Fue una temporada llena de emoción. La lucha por el campeonato se trasladó a la última cita del año, donde el mallorquín ganó la carrera para proclamarse campeón del mundo.

2016 era un año de cambios en la categoría reina: Michelin reemplazaba a Bridgestone como único proveedor del campeonato y Magnetti Marelli era la encargada de proporcionar una electrónica común a todos los pilotos. Estos cambios ayudaron a que fuese una temporada histórica con hasta nueve ganadores distintos, algo que nunca había sucedido en toda la historia del Campeonato del Mundo. Entre las victorias destacan tres triunfos de pilotos independientes, dos victorias para Ducati y una para Suzuki. En cuanto al campeonato volvía a ser para Marc Márquez, que conseguía su tercera corona de la categoría reina en tan solo cuatro años.

2017 se presentaba como un año con muchas novedades en la parrilla. Jorge Lorenzo se ha unido a Ducati mientras que su lugar en Yamaha lo ha ocupado Maverick Viñales. Un buen número de debutantes así como otros cambios de pilotos como Iannone más la introducción de KTM, un nuevo fabricante, a la parrilla hicieron que 2017 fuera un año increíble con Andrea Dovizioso y Marc Márquez jugándose el título en la última carrera en Valencia.

En 2018 no se vieron tantos cambios en el mercado de pilotos, pero se abrieron muchas interrogantes. ¿Pueden Dovizioso y Johann Zarco luchar por el título?, ¿Logrará KTM luchar por entrar en el top 5?, ¿Podrá Márquez llevarse el título por quinta vez en seis años?, Lo único que sabemos es que las carreras serán igualadas y emocionantes como siempre.