Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
11 días Hace
By DAZN_ES

Pedro Acosta, nadie te enseña a ganar

DAZN profundiza en la historia de cómo este joven rookie ha llegado a llamar la atención de todo el motociclismo mundial

'Pedro Acosta, nadie te enseña a ganar', es el título que DAZN le ha dado al emotivo documental que repasa y descubre la historia de una familia de pescadores que lo apostó todo, incluso empeñó su barco, por hacer realidad el sueño de su hijo. El propio Pedro Acosta (Red Bull KTM Ajo) se convierte en el protagonista de su propio relato, aquel que arroja luz sobre la curiosa transformación de un niño que comenzó odiando las motos, y ahora está a punto de hacer historia al poder lograr el Campeonato del Mundo de Moto3™ en su año de rookie. 

"A mi antes las motos no me gustaban. Era muy malo, pero un día de repente empecé a soltarme y a sentirme bien y entonces empezó a gustarme. Cuando te lo pasas bien todo viene solo, y ahora es lo único que hago", afirmó el propio Acosta durante la grabación de la entrevista. 

Una afirmación que el hombre que le guía en el camino a lo más alto, Paco Mármol, suscribe con contundencia, y entre risas, pues parece difícil creer que el Pedro Acosta que hoy deslumbra a todo aquel fanático del motociclismo en sus inicios no destacaba por su talento: "Yo no sé lo que le vi. Era muy gracioso, muy travieso y eso me gustó. No fue nada técnico, no fue por talento en aquel momento, de pequeño era muy malo"

Sabiendo esto, podríamos pensar que, quizás, el destino de Pedro Acosta no estaba en los circuitos de velocidad del mundo, sino en alta mar. Pero ni el propio Acosta hijo, ni su familia querían que el destino del joven fuese ese. Desde el puerto de Mazarrón frente al barco de sus padres, añadió: "En este barco empezó todo, porque sin el apoyo de mi familia yo hoy no estaría donde estoy. Pero a mi el barco…no. Yo cuando vengo solo me mareo".

Pero de repente, todo cambió. Su padre, Paco Acosta, le compró una moto, pero Pedro no empatizó con ella, así que decidieron probar con el Taekwondo. Un hobbie aún más frustrante para el rookie, que no vio con buenos ojos eso de las artes marciales. Con desesperación, Paco se llevó a su hijo a un fin de semana con amigos a rodar, allí había una escuela para niños y dado que Pedro estaba todo el día llorando, decidieron apuntarle. Eso sí, sin ningún tipo de esperanza. Pero, contra todo pronóstico, fue en ese instante cuando se forjó el 'Tiburón de Mazarrón'

A partir de ahí el crecimiento fue exponencial y su camino comenzó a construirse. Un camino lleno de dificultades, sobre todo, económicas: “Ganaba y ganaba, pero llegó un momento en el que, económicamente, yo ya había hecho todo lo que podía hacer. Entramos en la Rookies Cup, le fue muy bien y conocimos a personas que sabían mucho más que nosotros de este deporte y ellos fueron los que nos echaron una mano”, argumenta el padre de Acosta, para quien la Rookies Cup supuso un antes y un después: “Venía de saber ganar, pero nadie me había enseñado a perder. Ahí me hice piloto”, afirma el joven piloto. 

Pedro Acosta pasó de odiar las motos a vivir por y para ellas. Y en eso coinciden todas las personas de su entorno, desde su padre y Paco Mármol, quienes destacan la obsesión del piloto del Red Bull KTM Ajo por entrenar,  mejorar y pilotar, hasta su madre, Mercedes Sánchez, e incluso su rival y amigo Riccardo Rossi (BOE Owlride), con quien comparte vacaciones y divertidas experiencias: "Lo pasamos bien, entrenamos, peleamos, nos divertimos. Fuera de la pista somos amigos, en pista es difícil porque él es un poco cabrón y si te ve, se mete por dentro y luego te pide perdón, porque dice que no te ha visto o que te la quería devolver. Hay competencia en todo, hasta en quién bebe más rápido el agua, por eso lo pasamos tan bien y es tan divertido", comentó el italiano

Acosta, el niño prodigio que quiere hacer historia

Durante el Gran Premio Nolan Made in Italy y de la Emilia-RomañaPedro Acosta tendrá la posibilidad de conquistar el título de la categoría ligera antes de finalizar el curso y la oportunidad de cambiar la historia del motociclismo. ¿Conseguirá sacar a relucir sus genes de buen pescador en Misano y hacerlo? Para ello, habrá que esperar hasta el domingo 24 de octubre, mientras disfruta del documental, al completo, en DAZN

Recomendado