Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
6 días Hace
By Nick Harris

Viajes, problemas con el visado y el cumpleaños de la mujer

El excomentarista Nick Harris analiza las dificultades que entraña el viaje de tres semanas para afrontar la gira asiática de MotoGP™

Cuando, como siempre, tropecé con la abultada bolsa de MotoGP™ en la parte superior de las escaleras, me desperté por la noche preocupado una vez más por estar viajando a Japón sin visado, todavía podía oler el conservante de madera en mis manos y comprobé dos veces con mi vecino de puerta que iba a entregar el regalo de cumpleaños de mi mujer, sabía que mi viaje favorito del año estaba a punto de comenzar.

Support for this video player will be discontinued soon.

¿Otra última vuelta frenética?

Tres Grandes Premios en el espacio de dos movidas semanas en la otra punta del mundo en Japón, con Australia y Malasia abrazando culturas tan diferentes, contrastando clima y comida. Tres circuitos de carreras totalmente distintos en Motegi, Phillip Island y Sepang que tan a menudo brindaron al nuevo Campeón del Mundo, aunque no esta vez.

Empaquetar suficientes calzoncillos y camisas de trabajo siempre ha sido un problema durante las dos primeras semanas antes del servicio de lavandería de bienvenida en el hotel de Kuala Lumpur. Con la abultada bolsa de MotoGP™, el problema era que si volabas con todos tus compañeros, encontrar tu maleta en la cinta de equipaje, entre otras 100 similares, se convertía en toda una pesadilla.

Support for this video player will be discontinued soon.

El homenaje a Nick Harris, la voz de MotoGP™

En más de 30 visitas a Japón nunca tuve visado y cada vez que me acerqué a inmigración tuve la temida sensación de que todo el mundo me estaba observando y que se me negaría la entrada y se me enviaría de vuelta a casa, pero eso nunca sucedió. Cuando estás fuera de casa tres semanas en el otro lado del mundo, los asuntos importantes tienen que ser atendidos antes de partir.

Siempre tenía que rociar los muebles de madera del jardín con conservante la semana anterior a mi viaje porque me iba en otoño y volvía a principios de invierno con esas noches oscuras y horribles. Todavía me olían las manos mientras abordaba el primer vuelo a Tokio. Siempre estaba fuera para el cumpleaños de mi esposa a finales de octubre. Las tarjetas y los regalos tenían que ser escondidos y en un caso una moto nueva entregada por mi vecino de al lado en el día correcto.

Support for this video player will be discontinued soon.

Missing the apex: ¡Gracias, Nick Harris!

El increíble complejo de Motegi está en medio de la nada y hasta hace un par de años nos alojábamos en uno de los muchos campos de golf de la zona. Por la noche éramos los únicos que estábamos allí en medio de la campiña japonesa de color negro intenso y eso me recordaba tanto a la película 'El resplandor'... Mis llamados 'amigos' solían advertirme cuando nos íbamos a la cama que Jack Nicholson estaría derribando la puerta de mi habitación en medio de la noche para anunciar que estaba en casa. Esa advertencia, más un par de temblores de tierra, no me ayudaban en nada a la hora de dormir a pesar del desfase horario.

De camino a Phillip Island, había un gran contraste. Siempre nos quedamos en la ciudad principal, Cowes, que recibe dicho nombre en honor a la ciudad portuaria inglesa ubicada en la Isla de Wight, donde pasé muchas vacaciones de mi infancia. Me encantaba el pescado y las patatas fritas y, especialmente, el pub local donde aprendimos mucho sobre la cerveza australiana, la vida en Phillip Island, el cricket y un sistema de apuestas llamado Pokies.

Support for this video player will be discontinued soon.

'The age of 27', la leyenda de Stoner

A menudo salíamos de Melbourne el domingo o el lunes por la mañana hacia Kuala Lumpur después de la carrera. Tras dos semanas en la carretera, el primer baño en el hotel cerca del aeropuerto era un paraíso. Suponía una pausa de un par de días para lavar la ropa y probar las delicias de la comida y los mercados en Kuala Lumpur mientras eludías las tormentas tropicales. Negociar el precio en los mercados era un verdadero arte que nunca dominé del todo, así que me llevé a Casey Stoner en una ocasión para que me sustituyera. Como era de esperar, era brillante.

Estaba listo para volver a casa al cabo de tres increíbles semanas que para mí fueron la ilustración perfecta de por qué me gusta tanto MotoGP™, tanto dentro como fuera de la pista. Por supuesto que envidio a todos los que vuelan esta semana, pero al menos estoy en casa para el cumpleaños de mi esposa y no voy a tropezarme con la parte superior de las escaleras.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS

Recomendado