Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
20 horas Hace
By motogp.com

Two Wheels for Life: Un repaso a un trabajo inmenso

La CEO Andrea Coleman explica cómo la organización benéfica oficial de MotoGP™ continúa salvando vidas en África en este difícil momento

Etiquetas MotoGP, 2020

Hace más de 30 años, junto con su marido Barry y la estrella mundialista Randy Mamola, Andrea Coleman fundó una organización benéfica destinada a mejorar la atención sanitaria en las comunidades rurales de África utilizando motos como medio de transporte. Se movilizó a los trabajadores de la salud con vehículos y se formó a hombres y mujeres locales como mecánicos para mantener una actividad segura y eficiente. Coleman, que solía ser piloto, quedó impactada al ver el estado de las carreteras y la dificultad que tenían los trabajadores sanitarios para llegar a las aldeas más remotas, por lo que creó la organización sin ánimo de lucro Riders for Health para abordar este problema. En la actualidad, Coleman dirige la organización sin ánimo de lucro Two Wheels for Life, que presta apoyo a los pilotos y recauda los fondos necesarios para llevar a cabo la misión de Riders for Health en África, y recientemente se sentó a conversar con la periodista Tammy Gorali para motomatters.com sobre su trabajo actual, así como sobre el impacto de la COVID-19.

Dougie Lampkin brinda unos consejos que salvan vidas

Sin ninguna actividad de MotoGP™ en 2020 hasta el momento y con la probabilidad de que cualquier carrera se celebre a corto plazo a puerta cerrada, la solidaridad dependiente del campeonato y sus espectadores está sufriendo mucho. "Normalmente en este momento de la temporada del Mundial de MotoGP™ habríamos recaudado alrededor de 40.000 libras esterlinas asegurándonos de que los aficionados tengan experiencias únicas facilitadas por Two Wheels for Life gracias a la generosidad de Dorna, pero este año hemos recaudado 2.000 libras esterlinas", dijo Coleman desde su casa en el Reino Unido.

La CEO señaló que la COVID-19 puede haber puesto el campeonato en estado de espera, pero otros problemas de salud continúan sin disminuir. "Los programas necesitan el dinero que normalmente tienen, así como dinero adicional. Los virus no son nuevos para la sociedad africana, pues muchos países sufren una severa amenaza de VIH y tuberculosis multirresistente. Todavía tienen brotes de peste bubónica y lepra, cosas que el mundo desarrollado no ha tenido que experimentar desde hace mucho tiempo", explicó Coleman.  Estas enfermedades están aún muy presentes en Liberia, Gambia, Lesotho, Nigeria y Malawi, donde la organización sin ánimo de lucro está más activa con más de 1.400 vehículos y 700 miembros del 'staff' trabajando en los diferentes programas de los cinco países como administrativos, conductores, pilotos, y en el apartado técnico.

Impacto en África

Por mucho que tratar con la COVID-19 en el mundo occidental fue, y sigue siendo, un desafío, Coleman está preocupada por las consecuencias que podría tener en el continente africano, especialmente en los países pobres donde está actuando Two Wheels for Life. "El coronavirus es algo muy diferente a todo esto: es un virus nuevo, nadie tiene la información necesaria, nadie tiene la protección que necesita. Lavarse las manos es un desafío donde en general hay poca agua disponible y el distanciamiento social es muy difícil donde las comunidades rurales dependen unas de otras. Llegar a ellas con información es realmente una necesidad, así como ayudar a los trabajadores a movilizarse con motos para llegar allí, por lo que es un momento muy difícil tanto para los sanitarios como para la comunidad. Tienen una constante amenaza de enfermedades y ahora tienen el nuevo reto del que no tienen ningún tipo de conocimiento. Es un momento muy difícil para los equipos en el terreno y para las comunidades rurales y sus familias", relató Coleman.

Según los datos recogidos, el número de casos de coronavirus en estos países es relativamente bajo comparado con los de Occidente, Oriente y Oriente Medio, con 11 casos en Gambia, 141 en Liberia, 36 en Malawi, 1728 en Nigeria y ningún caso detectado en Lesotho. Coleman está convencida de que las bajas cifras se deben a la falta de test en la zona. "No hay casos registrados en Lesotho en este momento, pero se preparan para el invierno y es un país muy montañoso. Hace mucho frío en invierno, hay mucha nieve y hielo y esa comunidad estará en sus casas y no saldrá mucho. Esas son las condiciones que preocupan a la gente cuando la propagación sea más severa. El número de casos es de alrededor de 5.000 en Sudáfrica, y a pesar de que no hay casos registrados en Lesotho, es poco probable que no haya ninguno allí", explicó la fundadora de Riders For Health.

"Lesotho está rodeado por Sudáfrica y aunque las fronteras oficiales están cerradas, la gente puede cruzar fácilmente en los puntos fronterizos no oficiales. Muchos ciudadanos de Lesotho están trabajando en Sudáfrica y vuelven a casa, y lo que nosotros intentamos hacer es prepararnos para lo que creemos que será un grave brote en los próximos meses. Esperamos que no, pero nadie sabe cómo va a ser", continuó.

Coleman recordó, además, la vigencia de otras enfermedades: "Sin embargo, la preparación para eso está desviando la atención de otros asuntos con los que la gente está conviviendo. Lesotho, como nación, tiene una de las principales tasas de tuberculosis multirresistente y VIH del continente, así que no hay que olvidarse de esto. La lucha para ellos es lidiar con eso y con este nuevo desafío, y está generando mucha preocupación al Ministerio de Salud y a las personas".

"En Gambia y Nigeria, el objetivo es utilizar el trabajo que hacemos para llevar los test de los lugares de prueba a los laboratorios, pero como sabemos, el test es muy caro y la población de Nigeria es de 200 millones de habitantes, por lo que hay mucha gente a la que atender. Estoy más preocupada por el conflicto africano, que el problema en otros lugares", admite. "La tuberculosis es una enfermedad muy frecuente en las zonas de pobreza y una patología que afecta al sistema respiratorio. Hay una gran incidencia de ella en África, y por supuesto una vez que las personas se contagian del coronavirus que también afecta al sistema respiratorio, puede ser letal. Tenemos que pensar en un continente donde la asistencia sanitaria es frágil, los servicios médicos son débiles y tenemos una responsabilidad en este sentido", explicó la fundadora del proyecto solidario.

Misión informativa

La comunicación es una de las grandes preocupaciones en el proceso de prevención. "Es muy difícil conseguir la información, ya que no es frecuente que haya radios o cualquier tipo de medios de comunicación en estas comunidades remotas. La única manera es que los profesionales del medio ambiente y de la salud pública se desplacen en motos hasta estas comunidades rurales con carteles y folletos con la información que pueden ofrecer. Las comunidades están muy alejadas y son de difícil acceso, por lo que nuestro trabajo es que los médicos tengan la movilidad para llegar todo lo lejos que puedan para advertir y guiar a estas comunidades, sin crear pánico", contó Andrea Coleman.

"Muchos pueblos no tienen agua corriente, tienen que transportarla desde muy lejos, por lo que usarla para lavarse las manos no es viable. Es difícil conseguir jabón, es imposible conseguir desinfectante para las manos y cosas como mascarillas y los guantes de goma escasean. Es una gran preocupación y nuestro objetivo debe ser ayudar a que los trabajadores puedan salir y ayudar a la población en todo lo que puedan", explicó.

No es la primera vez que Coleman y la organización sin ánimo de lucro sufren una escasez de fondos. La crisis de 2008 tuvo un gran impacto en muchas organizaciones de todo el mundo: "Esto se pone mucho peor, porque dependemos completamente de la familia de MotoGP™ y de los aficionados al deporte, y en el momento de la grave crisis de 2008, aunque la recaudación de fondos disminuyó, las carreras continuaron, así que la financiación no desapareció del todo, ya que nuestras actividades todavía se llevaban a cabo. Esto es mucho peor porque estamos acostumbrados a que la economía mejore y empeore, y en algunos aspectos la economía es predecible. Con esto, nadie sabe dónde está el final o cómo se verá el mundo una vez que se estabilice. No sabemos cuál será el futuro y nuestra recaudación de fondos es ahora casi inexistente, aunque Dorna nos está dando su apoyo. Pero es difícil decir cuán segura puede ser la organización".

El valor de la empatía

Coleman es consciente de que la gente que suele donar no puede comprar entradas para el paddock o para pilotar la MotoE™ para ayudar a África. Ellos también tienen problemas: "Yo veo eso de dos maneras diferentes. Creo que, como la gente ha experimentado ahora la amenaza del virus y está experimentando una amenaza para la salud mundial, esto ha alertado a la gente de lo que podría significar para las poblaciones a las que estamos intentando ayudar. Creo que hay una gran preocupación por la gente en África, porque de repente todos estamos experimentando eso y sabemos que África es muy vulnerable y que el sistema de sanidad es frágil".

"Así que por un lado genera más preocupación y empatía del resto del mundo, pero, por otro lado, el enfoque de la recaudación de fondos es para encontrar una vacuna y, de forma más discreta, apoyar el sistema de salud en países desarrollados. A largo plazo ayudará a la gente a tener más empatía por lo que es vivir con una enfermedad tan extendida", añadió.

A pesar de que hasta ahora Two Wheels for Life sólo recaudó alrededor del 5% de su cantidad prevista para mayo, la organización sigue logrando mantener el trabajo a su nivel habitual, aunque con gran preocupación: "Definitivamente, no estamos recortando nada, pero es sin duda una lucha para hacer el trabajo habitual de transportar a las mujeres de parto al hospital, asegurarse de que los niños siguen siendo vacunados, los pacientes en tratamiento siguen confinados con su terapia, y luego, además conseguir que la gente se informe sobre la COVID-19 y cómo pueden protegerse a sí mismos y a sus familias".

"No se trata de recortar nada, sólo de estirar al máximo para mantener el servicio normal en funcionamiento y abordar estos temas. En los programas colaboramos con otras organizaciones benéficas, ya que nuestra movilidad está ahí para apoyar la atención sanitaria. Así que nos asociamos con todas las organizaciones cuya causa es proporcionar atención médica para que puedan hacer su trabajo", dijo Coleman.

Reinventando la recaudación de fondos

Como todo el mundo hoy en día, la organización y su equipo tienen que encontrar nuevas formas de recaudar los fondos necesarios, y todavía están aprendiendo a hacerlo debido a la situación actual: "Hay actividades de redes sociales, como Instagram o Zoom, y la concienciación a través de la Carrera Virtual de eSport MotoGP™. Las plataformas de MotoGP™ están emitiendo las carreras de forma gratuita, por lo que piden a los aficionados que donen a Two Wheels for Life en lugar de pagar para ver la carrera. La emisión dirigirá a los espectadores a nuestra página web con la esperanza de que la gente done, aunque sea en pequeñas cantidades. Como no hemos hecho este tipo de trabajo antes, diría que estaremos satisfechos con lo que recaudemos. Esperábamos 10.000 o 20.000 libras, pero todo ayudará. Los aficionados a las carreras también están luchando y queremos que también se diviertan un poco".

"Lo que siempre hemos hecho con MotoGP™ es permitir que la gente tenga acceso a cosas que los fans normales no tienen. Este fin de semana una de las cosas que se ofreció fue un 'virtual sundown' con Suzi Perry junto con pilotos como Danilo Petrucci, Maverick Viñales y Franco Morbidelli. Estamos buscando todo tipo de nuevas fórmulas, aunque todo el mundo está aprendiendo a vivir sus vidas de manera virtual, pero también se debe aprender a ganar dinero y a comunicar los desafíos que tienen los programas en África. Nosotros estamos esperando que la gente pueda volver a disfrutar y divertirse mientras apoya a Two Wheels for Life, aunque sea en un nuevo camino".

Uno de los principales eventos de Two Wheels for Life es el 'The Day of Champions', que se celebra un día antes del Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone. Se llevan a cabo entrevistas y subastas que alcanzan recaudaciones de más de 100.000 libras cada año. Con la carrera de Silverstone aún en el aire, y la posibilidad de que no se permita el público, el evento puede tener que ser cancelado, lo que significa una enorme pérdida de ingresos. "Hemos estado hablando en los últimos días sobre cómo lograr un 'The Day of Champions' virtual y debo decir que Dorna y el paddock de MotoGP™ nos han apoyado muchísimo. En el período en que muchos de los equipos están dispersos por todo el mundo, es difícil para ellos conseguir los objetos y las actividades que normalmente subastamos. Estamos trabajando muy duro con ellos para ver qué podemos ofrecer, tiene que ser divertido y que merezca la pena todo el trabajo de los equipos y los pilotos que participan en él", reveló Coleman.

El orgullo de los logros

A pesar de que son tiempos difíciles, Coleman está agradecida por todo el esfuerzo y todo lo que han logrado en las últimas tres décadas: "En este momento en que los aficionados echan de menos nuestro maravilloso deporte, creo que es importante recordar la gente que lo dirige: los equipos, los pilotos, la gente que participa en él y los aficionados son gente extraordinaria".

"La labor que comenzamos hace 30 años con Riders for Health, como permitir que los trabajadores de la salud lleguen a seis veces más pacientes, permitiéndoles tener más tiempo con la comunidad, reducir las cifras de mortalidad al nacer, realizar análisis de sangre, emplear a un gran número de personas en África, asegurarse de que cientos de miles, millones de personas reciben atención médica utilizando las dos ruedas, eso nunca se habría hecho sin los fans del mundo del motor y la industria de MotoGP™. Realmente quiero agradecer a todos por el apoyo que recibimos. Nosotros sabemos que han cambiado millones de vidas, y eso se debe a toda la familia de MotoGP™", prosiguió agradecida.

"Sabemos que es difícil para todos. No esperamos que la gente se comprometa con una gran cantidad de dinero y lo que sea ayudará a la población, pero sabemos que la vida es una lucha para todos en estos momentos, y apreciamos cualquier cosa que puedan hacer. Tenemos que cuidar de los demás, incluso cuando estamos pasando por un momento difícil en casa. Un sanitario en una moto bien cuidada puede ir de forma fiable y segura, día tras día, a estas comunidades rurales para asegurarse de proporcionar cuidados pre y post parto, asegurándose de que están atendiendo a las mujeres embarazadas y a los bebés recién nacidos, garantizando que los niños estén vacunados, comprobando que las personas tomen sus medicamentos para enfermedades graves. Proteger a la gente, así como educarla sobre la nutrición y el cuidado de la salud".

"Todo esto es vital para las personas que antes del trabajo que hacemos, ni siquiera sabían que tenían sanitarios, y mucho menos los veían con regularidad. Así que ese es el trabajo que apoyamos. Este es un mundo muy interconectado. Si no fuera así, el coronavirus no habría sido un problema mundial. Pero estamos conectados, y si no se cuida de África y no pensamos en ello, podría ser completamente devastadoras, no solo para África sino para todos nosotros. Todos somos responsables los unos de los otros", sentenció Andrea.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS