Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
16 días Hace
By motogp.com

Conjura para reescribir los libros de historia en Jerez

Las estrellas de MotoGP™ defienden que los resultados del pasado no garantizan nada en el nuevo y celebrado asalto en territorio andaluz

El Circuito de Jerez - Ángel Nieto ha sido sede de inolvidables episodios del Campeonato del Mundo de MotoGP™ a lo largo de los años. El pasado curso, sin ir más lejos, permitió retomar la actividad de la categoría reina en un año atípico gracias a un doblete que quedó marcado, de forma inevitable, por la grave lesión de Marc Márquez (Repsol Honda Team) y el doble triunfo de Fabio Quartararo, ahora en las filas del Monster Energy Yamaha MotoGP. Ambos llegan ahora al nuevo asalto en Jerez, el GP Red Bull de España 2021, con diferentes sensaciones, pero con la convicción de pelear por un buen resultado que les permita escribir un nuevo capítulo dorado en la emocionante historia del trazado andaluz en la escena mundialista.

GP Red Bull de España: La rueda de prensa, al completo

Tanto el octocampeón como 'El Diablo', actual líder de la general, compartieron sus impresiones a las puertas de la cuarta cita del año junto al vigente campeón mundial, Joan Mir (Team Suzuki Ecstar). Tampoco faltaron a la cita ante los medios, el segundo de la general, 'Pecco' Bagnaia (Ducati Lenovo Team), el excompañero de Quartararo, Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT), y una de las grandes sensaciones de la temporada, el rookie y actual líder del Mundial de Moto3™, Pedro Acosta (Red Bull KTM Ajo).

A pesar de su formidable doblete del pasado curso y de regresar a Jerez con la etiqueta de líder, Quartararo prefiere rehuir cualquier tipo de favoritismo desproporcionado. "No significa nada que hayamos ganado el doblete el año pasado", advirtió, sin esconder, eso sí, que se siente "muy emocionado" por volver a rodar en una pista que le "encanta" y por sus sensaciones con la moto y su nuevo equipo. Para reforzar su tesis de que el doblete del año pasado no es garantía de nada, el francés recordó las dificultades de Miguel Oliveira (Red Bull KTM Factory Racing) en la reciente cita de Portimao.

¿Cómo han ayudado los problemas del pasado a Quartararo?

Quartararo, eso sí, se siente fuerte. Algo ha cambiado a nivel mental en un piloto que se diluyó el pasado curso tras apuntar al título con fuerza en los primeros compases del calendario: "Siento que 2020 me ayudó mucho porque pasaron muchas cosas. En 2019, todo fue perfecto y lo disfruté mucho con 7 podios y 6 'poles'. Sin embargo, 2020 tuvo más altibajos. Empezamos bien, pero luego tuvimos algunos problemas de motor, algunos problemas electrónicos y perdí un poco la cabeza. Luego lo recuperamos, pero el final de la temporada fue un desastre total y siento que he aprendido mucho".

"Mantener la calma es lo más importante para mí porque cuando me enfado un poco sobre la moto, mis comentarios al equipo no son claros. Estar más tranquilo sobre la moto me está funcionando mucho mejor y los resultados en las primeras carreras lo demuestran, así que quiero seguir trabajando así. Sé que no es fácil, pero me siento muy bien y siento que vamos en la dirección correcta, así que estoy contento", defendió el sólido líder de la categoría reina.

 

'El Diablo' vuelve a Jerez en una auténtica nube, con aspiraciones serias de sumar su primer triplete de triunfos. Sensaciones diametralmente opuestas a las de un Marc Márquez que deberá gestionar emocionalmente el hecho de regresar a la pista en la que cayó gravemente lesionado el pasado curso. El inicio de su calvario tras su violento 'highside' en la curva 3. Sin embargo, la primera toma de contacto en Portimao le ha reportado una gran satisfacción: "Fue un fin de semana especial, pero aquí siento que todo es un poco más tranquilo". "No es que mi condición física sea completamente diferente, es muy parecida, pero espero pilotar de una manera mejor desde la FP1 y mi objetivo es esperar ser más estable con mi condición física durante todo el fin de semana", aventuró el octocampeón.

El recuerdo del pasado año no debería hacer mella en él: "Tengo buenos y malos recuerdos aquí, por supuesto, pero mejores recuerdos que los peores, así que esto será importante". Tampoco se marca retos, consciente, claro está, de sus limitaciones: "No hay un objetivo claro, solo pilotar la moto: hacer más kilómetros, intentar sentir mejor la posición de la moto. Sabemos dónde está nuestro límite ahora y no es con la moto o los neumáticos, se trata más de mí. Sabemos dónde está el límite y sabemos dónde tenemos que mejorar, pero necesitamos tiempo, días y kilómetros sobre la moto".

Márquez: "Cuando no me vea competitivo, me quedaré en casa"

Tampoco conserva un gran recuerdo del pasado curso el campeón Mir, que sufrió con el intenso calor que azotaba en la pista andaluza. El descenso de las temperaturas de cara a este fin de semana en comparación con el doblete de 2020 podría ser un buen aliado para sus intereses: "El año pasado fue un comienzo de temporada difícil. Es cierto que el calor lo hizo bastante difícil para todos y parece que este año hará más frío. Esto es algo que puede ser bueno para nosotros". Además, el balear acertó al señalar que "todo el mundo conoce muy bien esta pista", por lo que "siempre es muy difícil marcar la diferencia". "Nuestro objetivo es acabar en el podio, luchar por el podio y luego ya veremos. Es cierto que el año pasado aquí no fue muy bueno pero también Portimao no fue demasiado bueno y pude hacer un buen resultado, así que intentaré hacerlo lo mejor posible", apuntilló esperanzado.

Las sensaciones respecto al pasado curso en Andalucía también son agridulces para Bagnaia. El italiano, pese a sentirse competitivo, tuvo un cruel abandono cuando apuntaba a su primer podio en la clase reina al verse fuera por un problema de motor. Lejos de hundirse en dicho recuerdo, quiere reivindicarse por todo lo alto, ahora que puede presumir de ser 2º en la general. Una actuación, en el presente curso, que le ha reportado elogios de la competencia y de viejos conocidos de MotoGP™ como Ben Spies, que ha ensalzado su pilotaje de la GP21: "Siempre es agradable ver a los pilotos del pasado decir algo sobre nosotros y lo aprecio mucho. Ya el año pasado empecé a intentar pilotar la Ducati de una manera diferente, y ahora entiendo mejor cómo hacerlo".

Morbidelli: "Rossi tiene un aura diferente, es innegable"

"El año pasado, en la segunda parte de la temporada, tuve muchos problemas y fue difícil aceptarlo y entender lo que estaba pasando. Pero luego, en los test de pretemporada, empecé a tener de nuevo el mismo 'feeling' y quizá todo el trabajo que hemos hecho este invierno con los entrenamientos y en el gimnasio con los demás pilotos de la Academy me ha dado una motivación y una confianza extra", analizó el italiano, que reivindicó el "potencial grande" de su moto en término de "aceleración y frenada". "La moto, si aprietas, gira bien. Es extraño, pero es algo que con nuestra moto está funcionando bien", apuntilló con confianza, a la espera de quitarse la espina del pasado año.

El que también ha tenido que ser capaz de superar difíciles episodios en su carrera es Morbidelli, que también vivió un 2020 con altibajos a pesar de conquistar el subcampeonato. Tras un inicio complicado en Qatar, en Portimao pudo ver la luz al final del túnel y ha vuelto a recuperar la sonrisa. "Intentar superar los momentos difíciles es la historia de mi vida. Ha ocurrido en el pasado y ocurrirá en el futuro, y espero ser lo suficientemente duro y estar lo suficientemente preparado para superar los momentos difíciles a los que me enfrente", defendió de forma filosófica.

 

El italiano también tuvo palabras de elogio para su compañero, Valentino Rossi, y fue uno de los pilotos que encumbró a Acosta por su potencial a sus 16 años, sin descartar la posibilidad de que pueda dar un salto a la clase reina antes de lo previsto. El joven rookie de Mazarrón, por su parte, templó los nervios con maestría en su primera comparecencia ante los medios, que llega tras hacer historia en el GP de Portugal en el que se convirtió en el piloto más joven en conseguir 3 podios en sus primeras 3 carreras. Al margen de recibir un auténtico aluvión de consejos y de bromear sobre sus nervios, también tuvo la oportunidad de explicar cómo está asimilando su éxito.

"Me siento increíble", dijo Acosta con franqueza. "Después de una buena pretemporada, sabíamos que podíamos conseguir buenos resultados, pero no algo así. Cuando llegas al Campeonato del Mundo, no piensas en ganar carreras en la primera parte del año. Tenemos que mantener esta línea de trabajo. Hace unos minutos estaba nervioso, pero si estoy aquí es porque estamos trabajando bien", continuó antes de seguir escuchando más consejos de pilotos como Márquez, uno de sus referentes junto al MotoGP™ Legend Kevin Schwantz. Con "confianza" renovada por el apoyo de las estrellas y la misión de "mantener la cabeza fría", Acosta cuenta las horas para rodar a partir de este viernes, en una primera sesión de libres de un GP Red Bull de España muy abierto que podrás seguir con todo detalle en motogp.com. ¡Te esperamos!

Recomendado