Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
27 días Hace
By Nick Harris

Spencer, una irrupción memorable 'anunciada' por el Concorde

El excomentarista de MotoGP™ Nick Harris recuerda la brillante carta de presentación mundial de Freddie Spencer en 1980

Para los aficionados británicos a las carreras, el fin de semana de vacaciones de Pascua significaba sólo una cosa: el Transatlantic Trophy. Gran Bretaña contra los EE.UU. en tres pistas de carreras típicamente británicas: Brands Hatch el Viernes Santo, Mallory Park el Domingo de Pascua y la guinda en Oulton Park el Lunes de Pascua. Grandes multitudes abarrotaban los tres circuitos para presenciar el duelo transatlántico con los Campeones del Mundo Barry Sheene y Kenny Roberts capitaneando sus respectivos equipos.

Freddie Spencer: Los recuerdos de una Leyenda de MotoGP™

El Viernes Santo de 1980 lo resume perfectamente. La larga espera por el tráfico de la A20, a menos que tuvieras la suerte de ir en bici, antes de llegar a los aparcamientos de hierba de Brands Hatch. Más de 50.000 aficionados locales abarrotaron el circuito de 4,2 km al sur de Londres para animar a Barry Sheene y a su equipo al enfrentarse a 'Los Yanks' capitaneados por el Campeón del Mundo de 500cc Kenny Roberts. Incluso brillaba el sol.

Mientras los equipos se preparaban para el primer asalto de la batalla en medio del chirrido, el humo y el olor de las potentes máquinas de dos tiempos, todos los ojos se volvieron hacia el cielo: la majestuosa silueta del supersónico avión Concorde dejando una estela blanca en el cielo azul mientras rugía en su ruta hacia Nueva York desde el aeropuerto londinense de Heathrow. De forma simbólica, esa estela blanca anunció la llegada a la escena mundial de un americano de 18 años. Frederick Burdette Spencer había llegado desde Shreveport, Louisiana, y todo el mundo estaba a punto de descubrirlo.

1

La leyenda de “Fast” Freddie Spencer

Los aficionados aplaudieron y agitaron sus banderas mientras los pilotos en la parte trasera de una camioneta de techo abierto completaron una vuelta de honor antes de arrancar el espectáculo. Sólo unos pocos revisaron sus programas para comprobar la identidad de un tímido adolescente con un enorme número ocho luciendo en la parte trasera de su mono blanquiazul. Se alegraron de haberlo hecho.

De vuelta en el paddock, Erv Kanemoto estaba preparando la llamativa Yamaha plateada de 750cc con la que Freddie iba a competir por primera vez fuera de América. El equipo británico y los aficionados locales deberían haber estado advertidos después que Freddie fuera el más rápido en los entrenamientos a pesar de algunos problemas eléctricos. Sin embargo, nadie estaba preparado para lo que pasó.

A Freddie le bastaron solo 3 vueltas alrededor del circuito ondulante de Brands para obligar a la multitud a volver a revisar esos precisos programas para descubrir quién estaba liderando la carrera. Freddie desapareció en la verde campiña de Kent dejando atrás a gente como Sheene, Roberts y Graeme Crosby para luchar por el segundo puesto.

Una hora y media más tarde, la multitud estaba ya preparada, y Freddie no los defraudó en la segunda carrera. Lideró desde el principio mientras todos enloquecían en la mítica curva de Paddock Hill. Roberts y Randy Mamola persiguieron su estela con fuerza, pero era el día de la Yamaha plateada y Freddie tuvo un comienzo plácido para terminar alzándose como ganador.

Apenas 48 horas después de su primer viaje fuera de América, Freddie ya estaba ahí. Tres títulos mundiales, 27 victorias en Grandes Premios y el único piloto que completó el doblete del Campeonato del Mundo de 250cc y 500cc en una misma temporada evidencian que deberíamos haber prestado un poco más de atención a la estela de vapor blanco del Concorde que apuntaba a los Estados Unidos en esa soleada tarde de Viernes Santo de hace 40 años.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS