Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
8 días Hace
By motogp.com

"Mi padre me dijo: 'es un mundo de hombres, hazte respetar'"

Sandra Vílchez López, coordinadora del Team Gresini, repasa su viaje hasta cumplir el sueño de trabajar en la élite del motociclismo

Desde que era una niña, Sandra deseaba trabajar en el paddock. Desde 2008 vive en este mundo y hoy es la coordinadora del Team Gresini: "Amo las motos por culpa de mi padre. Es un apasionado de los motores y yo siempre he visto todo tipo de competiciones de dos o cuatro ruedas con él". Sandra Vílchez López nació en Girona en 1987 y, tras pasar su infancia entre motos, scooters y carreras de motor, pronto se dio cuenta de que su futuro estaría en el paddock de MotoGP™, pero convertirse en coordinadora del Team Gresini, único equipo que participa en todas las categorías del Campeonato del Mundo, no fue nada fácil.

"Si de pequeña me hubieran preguntado qué trabajo quería hacer cuando fuera mayor, no habría podido responder una profesión concreta, pero estaba segura de que sería en este entorno". Impulsada por su pasión por este deporte y su enorme deseo de encontrar su sitio en el paddock, Sandra comenzó a asistir a numerosos Grandes Premios, teniendo la oportunidad de compartir este interés con otras chicas. "Entre ellas estaba Nuria Ovejero, que en su momento fue la novia y hoy es la esposa de Alex Baldolini -comenta Sandra-. Teniendo este contacto directo con un piloto tuvimos la oportunidad de conseguir algunos pases y cada vez que entré en el paddock pedí trabajo a diferentes equipos hasta que recibí una respuesta positiva".

La primera temporada de Sandra en MotoGP™ fue en 2008, cuando entró a formar parte del hospitality del Aspar Team. "Fue una inmensa satisfacción conseguir ese trabajo -recuerda emocionada-. Deseaba tanto formar parte de este ambiente que no podía dormir por las noches pensando en cómo podría lograrlo". Entusiasmada con este primer logro importante, Sandra estaba ansiosa por compartir la buena noticia con aquellos que le habían transmitido esta pasión. "Mi padre es un hombre de pocas palabras pero recuerdo que cuando le dije que finalmente conseguí un trabajo en MotoGP™ dijo: 'Soy un hombre y sé cómo piensan los hombres. Si quieres trabajar en este mundo, deberás hacerte respetar porque nadie lo hará por ti'".

Fue un consejo que Sandra siempre tiene presente: "Al final, a menudo te encuentras con que eres la única mujer de tu equipo y te acostumbras a viajar con tus compañeros, que son todos hombres, pero por lo que a mí respecta, no puedo decir que haya recibido alguna vez comentarios inapropiados". Además, en estos 12 años transcurridos en el Mundial, Sandra ha visto y ha experimentado un cambio en el paddock: "Cuando empecé había pocas chicas y la mayoría se dedicaban al hospitality. Sin embargo, últimamente hay cada vez más de ellas en el pitlane, no sólo como coordinadoras sino también como telemétricas e ingenieras".

Sandra siempre ha sido consciente de que conseguir un rol en este entorno no sería fácil y que tampoco sería sencillo desempeñarlo, ya que pasa la mayor parte de su tiempo entre circuitos y aeropuertos de todo el mundo. "He luchado tanto para conseguir este trabajo que no me importan las distancias o muchas de las dificultades que forman parte de este estilo de vida. Es verdad, me pierdo muchos momentos con mi familia o amigos, pero hago lo que más me gusta y gracias a la tecnología siempre puedo estar en contacto con mis seres queridos".

Desde 2018, Sandra ha desempeñado uno de los roles clave para todo equipo, un trabajo que, como ella nos dice, no tiene horarios pero vale la pena: "Me encargo de reservar vuelos, coches y hoteles para todos los miembros del equipo. Una vez en el circuito me aseguro de que todo está en su lugar y en caso de que uno de mis colegas necesite algo, trato de conseguirlo lo más rápido posible". Ser la coordinadora de los equipos de Moto3™, Moto2™, MotoE™ y MotoGP™ y del Campeonato Italiano de Velocidad requiere mucho compromiso y los días en los circuitos siempre empiezan muy temprano y terminan muy tarde para Sandra que, además de asegurarse de que todo funcione bien para pilotos, mecánicos y responsables de prensa, se ocupa de los patrocinadores que asisten al Gran Premio: "Recibo a los invitados y organizo tours para ellos porque intentamos ofrecerles la experiencia más completa y emocionante posible llevándolos a pie de pista, al box y a las distintas zonas del paddock para que puedan ver cómo es un fin de semana de carreras".

Hoy en día, Sandra es una referencia no sólo para el equipo para el que trabaja, sino también para otras jóvenes que como ella desean formar parte de la familia #WomenInMotoGP. Si Sandra pudiera hablar hoy consigo misma cuando era pequeña, ¿qué le diría? "Le diría que se quedara tranquila porque su tenacidad la llevará a donde quiera y sentirá una gran satisfacción cuando lo logre porque sabrá que todo lo que ha logrado lo ha conquistado por sí misma, confiando solo en su propia fuerza".

La determinación, el coraje y la voluntad de derribar muros son características comunes de todas las #WomenInMotoGP que hasta ahora han compartido su historia con nosotros en motogp.com. Sandra no es una excepción y el próximo 8 de julio publicaremos la experiencia de otra mujer que creció profesionalmente en el paddock.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS. ¡Consíguelo AQUÍ!