Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
1 día Hace
By motogp.com

Yamaha y Suzuki, listas para desafiar a Márquez y Honda

Viñales, Quartararo, Rossi y Rins hacen gala de toda su ambición ante la nueva temporada en la rueda de prensa del GP Red Bull de España

El Circuito de Jerez - Ángel Nieto comienza a engalanarse para acoger este fin de semana el esperado Gran Premio Red Bull de España que retomará la competición del Campeonato del Mundo en 2020. Después del Test Oficial celebrado este miércoles, este jueves fue el turno para una rueda de prensa previa integrada por varios de los pesos pesados de la categoría con el octocampeón Marc Márquez (Repsol Honda Team) a la cabeza. El de Cervera, eso sí, tuvo que compartir protagonismo con una serie de pilotos deseosos de darle mucha guerra este año, con especial mención a las estrellas de Yamaha y Suzuki.

 

Márquez arrancó su comparecencia con un recuerdo para "todas las personas afectadas" por la pandemia de la COVID-19 antes de celebrar que el rodaje en el Test había sido muy fructífero: "En la pretemporada tenía algunas dudas y ayer todo se disipó". En ese sentido, Marc remarcó que a nivel físico se encuentra "completamente bien" y detalló que a nivel técnico, tras el giro de guion de última hora en el Test de Qatar, se encuentran "en el buen camino".

El octocampeón también abordó las decisiones de mercado de HRC para 2021, con las que se mostró respetuoso, y señaló que en el caso de su hermano y actual compañero, Alex Márquez, recalar en LCR Honda "será bueno para él" al restarle presión respecto a los resultados y mantener el mismo apoyo a nivel técnico. "También me siento satisfecho de compartir equipo con Pol (Espargaró), será interesante", señaló también sobre la llegada del menor de los Espargaró antes de poner en valor la aportación realizada por Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) durante las últimas temporadas. Sobre 'Polyccio', Marc se mostró convencido de su potencial: "También será un compañero fuerte porque viene a Honda a por podios y victorias, de lo contrario no tiene ningún sentido".

 

Para ver al binomio Marc-Pol habrá que esperar hasta 2021. Este año, en el que el '93' aspira a revalidar el título, deberá centrarse en controlar a una serie de rivales que suspiran por romper su hegemonía. Uno de ellos es Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP). El de Roses aseguró encontrarse "muy bien" y ensalzó el ambiente dentro de su equipo: "Creo que todas las piezas del puzzle están bien". Convencido de confirmar "todo lo construido el último año", valoró muy positivamente el papel de la pretemporada y en el reciente Test para llegar con buen 'feeling' al GP de este fin de semana. Para luchar por el campeonato, la receta está clara: "Es muy importante mantener el nivel y ser consistente". Eso sí, a nivel técnico nada es suficiente: "De cara al futuro vamos a necesitar un poco más de velocidad punta, pero hemos dado un saltito".

Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) se mantuvo en la misma línea, aunque señaló que la jornada del Test no había sido fácil. El motivo no es otro que todavía debe acabar de entender las diferencias respecto a la M1 que pilotó el pasado curso, que contaba con unas especificaciones distintas. Pese a coincidir con Viñales respecto a la necesidad de ganar mayor velocidad punta, 'El Diablo' ensalzó el potencial de su nueva máquina y señaló que espera "hacer muy buena labor" y adaptarse "en todas y cada una de las situaciones para plantar cara a Marc". El joven talento de Niza, además, también confesó que espera llevarse a "bastante personal del equipo" de cara a su nueva etapa en el equipo de fábrica. Un deseo compartido con Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP).

 

El 'Doctor' hará el camino inverso en 2021 y también aspira a rodearse de su gente de confianza. Tras analizar un año atípico dentro de su dilatada carrera producto del confinamiento, Valentino aseguró sentirse "muy contento de volver a comenzar". Una felicidad que también viene acompañada por su buen papel en el Test, aunque tampoco perdió la oportunidad de hacer autocrítica: "Por la tarde me costó un poquito más, tenemos que trabajar a nivel de ritmo, introducir algunos ajustes". De todos modos, Rossi puso en valor el hecho de acabar en el Top 5.

Respecto a su futuro fichaje por Petronas Yamaha SRT, 'Vale' repasó la sucesión de acontecimientos que han desencadenado su decisión: "Para mí esta situación ha cambiado un poco los planes. Tenía que correr en 2020 para decidir si quería seguir en 2021 pero al final he adoptado mi decisión sin correr, sin competir en carreras. He hablado mucho con Yamaha y voy a continuar. Entraña un gran esfuerzo, cuando eres mayor te cuesta todo un poco más. Quiero formar parte del juego". "Ya hemos llegado a un acuerdo con Yamaha y he hablado con Petronas. No he firmado contrato porque aún no está preparado, aún tenemos que construir el equipo", detalló en la línea de Quartararo, explicando que "muchas personas se trasladarán de un equipo a otro". "Trataremos de arreglarlo enseguida", sentenció al respecto. Valentino también lamentó la ausencia de aficionados y defendió que el campeonato, pese a ser "más corto dentro de la era moderna", tendrá suficientes carreras para ser "un campeonato real".

 

Si Márquez tiene que estar en alerta respecto a Yamaha, tampoco podrá bajar la guardia ni mucho menos respecto a Suzuki, donde tanto Alex Rins como Joan Mir están dispuestos a dar mucha guerra. El catalán fue otro de los nombres propios de la rueda de prensa, en la que reivindicó que en el equipo han dado "un gran paso respecto al año pasado". "Muchas gracias a todo el equipo y personal de Suzuki, que en Japón han estado trabajando en el nuevo chasis y motor", expresó Rins, que defendió que en el Test arrancaron "con mucha confianza sobre la moto". "Me siento más preparado que nunca", señaló con ambición al margen de apuntar un detalle clave para entender su alto grado de confianza: "En la última parte de la temporada el año pasado perdimos un poco de consistencia y regularidad pero hemos sido capaces de dar con algo en la moto". ¿Cuál será el límite de la nueva GSX-RR?

Tampoco parece haber techo para Jack Miller (Pramac Racing). Pese a haberse sentido "un poco oxidado" en los primeros compases del Test, el australiano recuperó sensaciones rápidamente en su objetivo por ser todo un referente en Ducati antes de dar el salto el próximo año al equipo de fábrica, un movimiento que definió como "fantástico". Pese a ello, se siente con los pies en el suelo, concentrado en recompensar a su actual equipo: "Me voy a centrar en tener una buena actuación, un muy buen rendimiento para Pramac porque me han dado mucho y quiero devolvérselo". Tras conseguir "muchos podios" en 2019 pero siempre como 3º, ahora quiere más. "Voy a intentar subir de escalón en el podio y tratar de luchar por victorias", sentenció, enviando también un afectuoso guiño a una afición que echará de menos en Jerez.

 

El último piloto en liza en la rueda de prensa fue el propio Pol Espargaró, que arranca su última campaña con Red Bull KTM Factory Racing tras comprometerse con el Repsol Honda Team para 2021: "Ha sido un confinamiento muy largo con muchos altibajos, muchas decisiones importantes que tomar y emociones pero, al final, poder pilotar con el mejor piloto de la parrilla era una oferta que no podía rechazar. Es muy difícil decir que no a una oferta así". Pol recordó que ha vivido "cuatro años maravillosos en KTM" y que su adiós "es triste" pero destacó la oportunidad recibida: "Tengo 29 años y, como estos pilotos, aspiro a lo máximo. Se me ha ofrecido esta oportunidad a corto plazo y es fantástico". "Quiero entregarle un gran año a KTM, pienso que podemos conseguir cosas fantásticas", sentenció respecto a un 2020 en el que muchos pilotos suspiran por la victoria final. Así lo demostraron también en sus respectivas predicciones finales ante los medios. ¿Quién golpeará primero en Jerez?

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS. ¡Consíguelo AQUÍ!

Recomendado