Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
13 días Hace
By motogp.com

Máxima tensión ante el desafío de las 9 'finales'

Los pilotos de MotoGP™ se mueven entre la ambición y la cautela a la hora de afrontar el sprint final de una temporada 2020 muy comprimida

El Campeonato del Mundo de MotoGP™ de 2020 se dispone a poner definitivamente la directa después del breve parón posterior al doblete en el Red Bull Ring. El desembarco en Misano activa la cuenta atrás hacia el título y un sprint final sin precedentes en el que los grandes protagonistas de la categoría reina deberán afrontar un total de 9 Grandes Premios en los próximos 11 fines de semana. Sencillamente brutal.

GP Lenovo de San Marino: La rueda de prensa, al completo

Para valorar el inicio de este apasionante 'rush' final del campeonato nadie mejor que algunos nombres propios de MotoGP™. En esta ocasión, los encargados de valorar la previa del Gran Premio Lenovo de San Marino y de la Riviera de Rimini fueron Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT), Andrea Dovizioso (Ducati Team), Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP), Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech3), Francesco Bagnaia (Pramac Racing) y el líder de Moto2™, Luca Marini (SKY Racing Team VR46).

Quartararo fue el encargado de abrir el fuego en la sala de prensa, confesando su sorpresa por mantener el liderato después de 3 carreras discretas. "Es un poco de locos", señaló, antes de confesarse "muy satisfecho" por recalar en un circuito en el que ya dejó huella el año pasado al batallar hasta el final con Marc Márquez (Repsol Honda Team): "Siento confianza, es un circuito que me gusta mucho y en el que me siento cómodo. Voy a luchar al máximo para luchar por la victoria y el podio".

 

'El Diablo' no escondió los problemas sufridos en el Red Bull Ring, pero recordó que la M1 acostumbra a rendir a gran nivel en Misano. Respecto al desafío del sprint final del campeonato, el joven talento de Niza lo asume con naturalidad: "Honestamente, me gusta". "Va a ser duro, 9 carreras en 11 fines de semana, pero estoy deseando hacerlo. Trataremos de no lesionarnos porque vamos a tener poco tiempo, estará todo muy apretado", añadió en la línea de otros rivales.

Dovizioso también valoró dicha cuestión, considerando que "no es un gran problema". "Cuatro días entre carreras son tiempo suficiente para recuperarte y estar preparado para la siguiente ronda", añadió el de Forlì. Su compatriota Rossi también advirtió que "va a estar todo muy compacto". Valentino también puso en valor, eso sí, el hecho de competir en Europa y poder descansar en casa, aunque advirtió que un error podría pagarse muy caro:  "Tenemos muchas carreras y hay que tener cuidado y también fortuna porque son muy seguidas". Pese a ello, el 'Doctor' quiso relativizar el intenso final de campaña: "Es extraño hacer dos carreras en un mismo circuito, pero, al final, 7 o 9 carreras en 11 fines de semana es más o menos lo mismo".

Lorenzo, una ausencia que inquieta a Rossi y Quartararo

Valentino también coincidió con Quartararo al mostrar su sorpresa por el escaso rodaje de Jorge Lorenzo como probador de Yamaha y recordó su satisfacción cuando supo que el balear volvía a enrolarse en el proyecto de la fábrica japonesa: "Es uno de los mejores pilotos de la historia sobre la M1 y considero que nos puede ayudar mucho y ya sabemos lo que ha hecho Pedrosa con la KTM en un año, les ha ofrecido muy buenos consejos". "La verdad es que Yamaha también tiene que confiar en el programa. Se me escapa. A veces en Yamaha suceden cosas que son difíciles de explicar", sentenció, recordando que los pilotos de la marca de los diapasones arrancarán la FP1 sin referencias del reasfaltado. Eso sí, tanto Quartararo como Rossi confían en que los problemas con los frenos sean historia.

Valentino también expresó su emoción por volver a correr en casa y por el hecho de recuperar a algunos aficionados en las gradas. El objetivo a nivel deportivo está claro: "Austria ha sido un circuito difícil, no es nuestro mejor circuito, pero aquí en Misano podemos ser más competitivos e ir rápido. Tenemos que luchar por el podio, por las primeras posiciones", advirtió antes de negar tajantemente los últimos rumores sobre una retirada, confirmando, al mismo tiempo, su deseo de firmar por Petronas Yamaha SRT en las próximas semanas. "Estamos ya muy cerca de la firma y correré el año que viene con Petronas al 99% porque aún no está firmado, pero creo que cuando llegue la cita de Barcelona podremos hacer al fin el anuncio", sentenció.

 

El '46' también habló de otros temas, poniendo en valor el alto grado de competitividad de un campeonato "muy abierto". "Considero que este campeonato va a ofrecernos muchísimas sorpresas hasta su desenlace y puede quedar abierto hasta la última carrera para muchísimos pilotos", aventuró, deshaciéndose en elogios también hacia el progreso de Oliveira y el talento de Dovizioso, al que acogería con los brazos abiertos si quisiera ser probador de Yamaha. El piloto de Ducati, en todo caso, quiere centrarse en la presente campaña. Para Misano prevé que "el nuevo asfalto genere una situación diferente con los neumáticos". Tras el recuerdo gris del año pasado, ahora toca "ser más competitivo".

Respecto a su futuro, el italiano sigue sin novedades. "Quiero permanecer concentrado en esta temporada y ya veremos", comentó en primera instancia, antes de señalar que en octubre podría cambiar todo. "Adopté la decisión por razones muy claras y sé muy bien qué es lo que necesito para estar en una condición de competitividad en una categoría tan reñida. Ya veremos cuando tenga algo sobre la mesa. No quiero correr por correr. Ahora mismo no tengo nada claro". "Creo que en el próximo mes por fin saldrá algo, pero por el momento no. Ya decidiré cuando tenga algo claro", sentenció.

9 de 11: Rossi, Quartararo y 'Dovi' valoran el sprint final

El que está tranquilo con su futuro es Oliveira, que llega a Misano tras dar "un paso adelante a nivel mental" al subir de "motivación" tras su histórico triunfo en Estiria. Una victoria que "le ha quitado mucho peso de encima al equipo". "Había un poco de tensión porque habíamos mostrado mucho potencial unas carreras antes pero no habíamos podido traducirlo en un buen resultado", argumentó, antes de mostrar su orgullo por dar una alegría a Portugal entera. El luso recordó que Pedrosa pudo extraer valiosas conclusiones del último test en Misano, aunque duda que "sea una gran ventaja" para los pilotos de KTM. "Hemos hecho nuestros deberes y hemos aprovechado nuestras herramientas. Hicimos nuestra labor y ahora solo queda empezar", señaló.

En condiciones más precarias pero igualmente motivado llega a la cita Bagnaia, que, por fin, ve la luz al final del túnel tras su lesión en Brno. "Durante 3 semanas estaba frustrado todos los días. Me sentía muy nervioso y enfadado viendo al resto de los pilotos competir desde casa, me ha resultado muy difícil. Me he tomado mucho tiempo para ir al gimnasio y al fisio para hacer la preparación adecuada y estar aquí compitiendo con buen potencial. No estoy al 100% pero me siento bastante bien", explicó a la espera de comprobar sus sensaciones en la FP1, donde la GP20 deberá mostrar sus virtudes ante el nuevo reasfaltado.

 

"Podemos tener un fin de semana muy bueno", apuntilló 'Pecco', que tampoco se escondió al hablar de su futuro. "La verdad es que me siento muy feliz de quedarme con Ducati otros dos años. Ya veremos en qué equipo. El Pramac para mí es un equipo fantástico. Tengo lo máximo y mi moto es la misma que la de fábrica. En cualquiera de los dos casos estaré con la mejor moto que pueda imaginar y estaré muy feliz, aunque la ambición de cualquier piloto es llegar al equipo de fábrica. Ya veremos cuál será la decisión de Ducati", analizó el italiano.

Tanto en Pramac como en Avintia Esponsorama Racing podrían tener cabida en 2021 otros jóvenes italianos. Uno de los que ha aparecido en las quinielas es Marini, que llega muy motivado como líder de Moto2™. El hermanastro de Rossi compartió su ambición y recordó que en la categoría intermedia "el nivel es muy alto y las diferencias son pequeñas". Luca también expresó su pesar por el positivo de Jorge Martín (Red Bull KTM Ajo): "Lo siento mucho por él. Es de los más rápidos y es fantástico pelear con él. Me habría encantado pelear con él en el circuito. Espero que vuelva muy pronto". Todos los pilotos acabaron con un gran sabor de boca al protagonizar un simpático juego final en el que tuvieron que adivinar los autores de algunas citas célebres. El mejor humor para afrontar un fin de semana muy importante en Misano.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS. ¡Consíguelo AQUÍ!

Recomendado