Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
12 días Hace
By motogp.com

Batalla de gallos: Aumenta la presión a falta de 4 carreras

Los grandes favoritos al título exponen sus argumentos para preparar el terreno a las puertas del Gran Premio Liqui Moly de Teruel

La presión va en aumento en el Campeonato del Mundo de MotoGP™ 2020 a falta de 4 carreras para la conclusión de la temporada. Se percibe desde fuera y también desde dentro, tal y como se evidenció este jueves en la rueda de prensa previa al Gran Premio Liqui Moly de Teruel en la que participaron los 4 grandes favoritos al título, Joan Mir (Team Suzuki Ecstar), Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT), Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) y Andrea Dovizioso (Ducati Team), así como el último ganador, Alex Rins (Team Suzuki Ecstar), y un Alex Márquez (Repsol Honda Team) en estado de gracias tras sus últimos dos podios en Le Mans y MotorLand.

GP Liqui Moly de Teruel: La rueda de prensa, al completo

Los 4 primeros pilotos están comprendidos en tan solo 15 puntos, un margen que no acaba de romperse con el paso de las semanas. A pesar de mantener un discurso prudente y calmado en los últimos meses, la presión y los nervios comienzan a florecer paulatinamente. ¿Quién está más agitado a nivel emocional y quién se siente más confiado en sus posibilidades? Un año más, el juego psicológico tiene un papel protagonista a la hora de presentar candidatura al título. Una particular batalla de gallos entre los favoritos en un juego de póquer mental que enfila su recta decisiva.

El actual líder, Joan Mir, descartó, de entrada, sentirse más presionado por estrenar liderato: "La presión es la misma porque 6 puntos por detrás o 6 por delante, a falta de 4 carreras, es lo mismo. Nada cambia". "Lo importante es estar en una buena posición y mostrar el potencial en cada carrera. Sería un gran error cambiar la forma en que enfoco la carrera, seguro que tengo que seguir yendo carrera a carrera, tratando de conseguir el mayor número de puntos posible y luego el domingo veremos dónde estamos", añadió el balear.

 

El piloto de Suzuki ansía obtener su primer triunfo, pero tampoco le quita el sueño en su camino por ser campeón: "Si tenemos la oportunidad de la victoria, lo intentaremos y, si no, nos mantendremos en el podio o más cerca". Joan también señaló que espera que todos sean más rápidos al contar con más información y la presencia de más goma en la pista. De alguna forma, Mir se desquitó de cualquier tipo de presión y la trasladó, cual 'patata caliente', a un Quartararo que quiere pasar página al derrumbe de la última carrera en la que tuvo problemas con la presión del neumático delantero.

'El Diablo' tiene claro que los que deben estar a la altura son los pilotos de fábrica que están a su alrededor tras señalar que el pasado fin de semana tenía ritmo para un Top 5, pero no para la victoria ni el podio: "La presión no es tan alta. Ahora mismo estoy 2º y quedan carreras por delante. Hay 3 pilotos alrededor que son pilotos de fabrica que están ahí para luchar por el campeonato. La presión no está sobre mis hombros a nivel del campeonato. Me siento bien y quizá siento también un poco de liberación. Me siento confiado porque estamos en una buena posición ahora mismo".

Cambio de roles: Mir, Quartararo y el peso de la presión

Quartararo, en todo caso, confía en haber encontrado soluciones para remontar el vuelo en el segundo asalto de MotorLand, donde también perseguirá el podio Maverick Viñales. El de Roses también se mostró confiado en su discurso, recordando su buen 'feeling' con el trazado de Alcañiz, así como el que tiene respecto a Valencia y Portimao. A la espera de ser "más preciso", el piloto de fábrica de Yamaha cree que "hay que mejorar" y recordó los puntos perdidos este año debido a problemas mecánicos.

"Por diversos problemas mecánicos, he perdido al menos unos 40 puntos en 3 carreras", lamentó, recordando, eso sí, que pudo recuperar muchos en Misano. "Al final, nuestro equipo esta funcionando bien. Tenemos que entender por qué a veces no estamos en los primeros puestos y nos estamos centrando en el estilo de pilotaje y concentrándonos en extraer el máximo potencial de lo que tenemos", añadió el catalán a la espera de encontrar la tan ansiada regularidad: "La clave es tener resultados regulares y consistentes y así podremos luchar por el campeonato".

 

También sigue completamente en la pomada Dovizioso, que tiene muy claro que "el campeonato continúa abierto". "Para mí se ha tratado de una temporada rara y diferente comparada con la del resto de pilotos. Nunca he ido tan fuerte esta temporada como para pensar en la lucha por el campeonato, pero, al final, estoy ahí y eso es lo importante. Sin esas sensaciones positivas demuestro que aún estoy ahí", señaló el de Forlì.

"Todavía creo que tenemos nuestra oportunidad, pero es difícil. Tuvimos una victoria, pero en el resto de carreras no tuvimos buenas sensaciones, así que es difícil luchar por el campeonato en esa situación. Pero estamos ahí, así que creo que usaremos nuestras cartas hasta el final", aventuró el piloto de Ducati para mantener alta la moral en la fábrica de Borgo Panigale. El italiano, obsesionado con partir desde las dos primeras filas, encontrará un férreo rival en la figura de Rins, que ha dejado claro que quiere apurar sus opciones hasta el final. De perderlas por el camino, no tendría el más mínimo inconveniente en dar su apoyo a Mir. Suzuki cuenta, por tanto, con una dupla para soñar con un título que se le resiste desde hace 20 años.

¿Por qué Mir tenía miedo de las Honda?

Preguntado por si no tenía nada que perder, Rins negó tajantemente: "Estamos a 36 puntos, un poco lejos, pero aún tenemos opciones matemáticas. Quedan 100 puntos por repartir en las próximas carreras, así que vamos a tratar de recuperar estos puntos". "Para nosotros, esta temporada ha tenido muchos altibajos, he sufrido muchísimo, pero es el precio a pagar. Tenemos que estar ahí para luchar", añadió, sin olvidar que esta semana lo tendrá más complicado para repetir éxito ante la esperada mejoría de sus rivales.

Rins también recordó la dificultad para rendir al 100% ante su lesión en el hombro y apuntó a que en MotorLand sufre menos por las condiciones del trazado: "MotorLand no es una pista muy agresiva como Montmeló o Misano y no tuve muchas dificultades a nivel de pilotaje con el brazo derecho, pero hemos perdido 2 o 3 oportunidades, pero lo importante es que, como siempre, hemos demostrado que estamos ahí luchando". Además, el catalán también remarcó que "Suzuki está trabajando muy bien" y celebró que los resultados están llegando sin cesar.

 

Por último, Alex Márquez también se mostró ambicioso a la espera de hacer un gran trabajo durante el fin de semana, la clave del GP anterior para explotar durante la carrera. Consciente de la necesidad de seguir mejorando, el rookie de Cervera también recordó la importancia del Test de Misano para dar "un paso adelante": "Comenzamos a probar cosas a nivel de setup y ese día me brindó la oportunidad para extraer confianza en la moto, entenderla mejor y fue un test fantásticos para nosotros. A partir de ese momento parece que estamos funcionando mejor".

Tanto el menor de los Márquez como los grandes favoritos al título cuentan ya las horas para echar a rodar de nuevo sobre el asfalto de MotorLand Aragón. Las expectativas y la presión van en aumento con tan solo 4 carreras por disputar. Cada piloto ha jugado su papel ante los micrófonos, pero ahora llega la hora de la verdad al hablar con su talento a lomos de sus respectivas máquinas. ¿Quién marcará la diferencia en el Round 2 en tierras aragonesas?

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS. ¡Consíguelo AQUÍ!

Recomendado