Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
14 días Hace
By Nick Harris

Compañeros de equipo… quizás sólo de nombre

Nick Harris nos trae historias dramáticas entre compañeros de equipo, algo que podría repetirse en este 2020

Etiquetas MotoGP, 2020

En los deportes de equipo, el papel de un compañero de equipo es fácil de entender, pero en MotoGP la historia puede ser muy diferente. Muchos pilotos te dirán que la primera persona a la que quieren tener detrás al cruzar por la bandera a cuadros es a su propio compañero de equipo.

El momento decisivo para los compañeros de equipo se acerca rápidamente, ya que sólo faltan tres citas para terminar esta extraordinaria temporada de MotoGP, empezando por la de este domingo en Valencia. Seis pilotos tienen la posibilidad de alcanzar el premio final. En ese grupo hay dos dúos que son compañeros de equipo. ¿Los otros dos contendientes buscarán apoyo en el otro lado del garaje?

Recuerdo la primera vez que me di cuenta de lo importante que era tener un compañero de equipo de confianza en este deporte. Probablemente no sea una gran sorpresa que Phil Read, siete veces campeón del mundo y sin duda el piloto más subestimado en la historia de los Grandes Premios, sea quien haya provocado este recuerdo. No hay ninguna duda de que Phil no era tu compañero de equipo ideal, como descubrieron tanto Bill Ivy como Giacomo Agostini.

En el TT de 1968 vi a Read ganar la carrera de 125cc a pesar de que Ivy empezara liderando a bordo de la hermosa 125cc de cuatro cilindros y dos tiempos. Ivy admitió más tarde que redujo la velocidad para dejar que su compañero de equipo Read ganara, porque el plan al comienzo de la temporada era que Read se llevara su primer título de 125cc e Ivy su primer título de 250. Todo parecía ir según lo planeado para el equipo Yamaha. Read ganó la penúltima prueba del Campeonato de 125cc en Brno para hacerse con el título. Ivy asumió que le devolverían el favor y que Read terminaría segundo en la resolución del título de 250, pero éste tenía una idea diferente. Ganó la carrera y después declaró que estaba persiguiendo el título porque quería que Yamaha continuara compitiendo el próximo año y que había hecho todo el trabajo para desarrollar la 250 y darle a Yamaha su primer título mundial.

La ronda final de 250, en Monza, se celebró en un ambiente enrarecido, pero Read se mantuvo firme. Ganó la carrera de 22 vueltas sobre Ivy, y ambos pilotos de Yamaha doblaron al resto del grupo. El drama no terminó ahí. Increíblemente, los compañeros de equipo se encontraron empatados a puntos al frente del Campeonato de 250cc. Read fue coronado Campeón del Mundo después de que se sumaran los tiempos de las carreras que ambos habían completado. Read continuó ganando más títulos mundiales para Yamaha y MV Agusta, donde su relación con su compañero de equipo Agostini fue siempre tensa, por decirlo suavemente. Ivy, desilusionado, se retiró para pasar a competición sobre cuatro ruedas. Para financiar su nueva carrera, volvió a las motos pilotando una Jawa de cuatro cilindros y 350cc. Perdió la vida en 1969, al estrellarse con la Jawa mientras preparaba el Gran Premio de Alemania Oriental, en Sachsenring.

Treinta y ocho años después, dos compañeros de equipo en el Repsol Honda se pelearon a lo grande, pero por una razón muy diferente. Rara vez se veía a Nicky Hayden enojarse en público, pero lo que le gritó a su compañero de equipo Dani Pedrosa en la grava de Estoril no fue difícil de entender. La penúltima prueba del Campeonato del Mundo de MotoGP de 2006 se celebraba en Portugal y Hayden llegaba con una ventaja de 12 puntos sobre su ex compañero de equipo y Campeón del Mundo Valentino Rossi. En la quinta vuelta de la carrera, Pedrosa, vigente Campeón del Mundo de 250cc, rodaba cuarto por detrás de Hayden, pero la situación tanto en la carrera como en el Campeonato cambió en un abrir y cerrar de ojos. A falta de 23 vueltas para el final, Pedrosa derribó al líder del campeonato en una cerrada curva a la izquierda, al final de la recta trasera. Rozando los pianos, el piloto español bloqueó la rueda delantera y precipitó a Hayden hacia la grava.

Todo quedó olvidado dos semanas después, cuando Hayden se hizo con el título mundial tras terminar tercero detrás de las Ducati de Troy Bayliss y Loris Capirossi. Rossi se fue al suelo defendiendo una ventaja de ocho puntos y Pedrosa, arrepentido, protegió la espalda de Hayden a una distancia muy segura, rodando en cuarta posición.

En las próximas tres semanas, esos seis aspirantes al campeonato descubrirán quién es un verdadero compañero de equipo o incluso quién es simplemente un verdadero compañero.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS. ¡Consíguelo AQUÍ!

Recomendado