Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
25 días Hace
By Nick Harris

Gracias, Cal: ¡Me salvaste la vida!

El excomentarista de MotoGP™ Nick Harris ensalza en su blog la figura del piloto británico tras cambiar de rol para ser probador de Yamaha

Lo dejé claro. Prometí que tendrían que sacarme del box de comentaristas en una caja de pino si no lograba narrar que un piloto británico había ganado una carrera de MotoGP™ antes de retirarme. Gracias a Cal Crutchlow mi promesa nunca se puso a prueba.

Crutchlow, listo para ejercer un nuevo rol en MotoGP™

Siempre he admirado a Cal desde que llegó a MotoGP™, a pesar de estar un poco nervioso al tener que entrevistarlo. Él solo quería ser un piloto de MotoGP™ alejándose de lo que habría sido una carrera muy exitosa y lucrativa en WorldSBK. Creo que incluso Cal puede haber dudado de que había tomado la decisión correcta mientras sufría en esos primeros días. Como cabía esperar, se mantuvo ahí y acabó ganando tres Grandes Premios de MotoGP™ antes de anunciar el final de su carrera de MotoGP™ a tiempo completo para unirse al equipo de fábrica Yamaha como su piloto de pruebas el próximo año.

Llovía a cántaros cuando llegamos al circuito de Brno en la mañana del domingo 21 de agosto de 2016. Pensaba más en mantenerme seco mientras corríamos del aparcamiento al centro de prensa que en la posibilidad de que una maldición de 35 años llegara a su fin. Esos treinta y cinco años atrás había presenciado, informado y celebrado viendo a Barry Sheene ganar el Gran Premio de Suecia de 500cc en Anderstorp. No se podía imaginar un escenario con más contrastes en todos los sentidos que el magnífico circuito de Brno, rodeado de densos bosques oscuros ocupados por bandas de los Hells Angels durante el fin de semana de carreras.

Thank You Cal: Los mejores momentos de Crutchlow en MotoGP™

Barry ganó la carrera de 30 vueltas para Yamaha con dos holandeses, Boet van Dulmen y Jack Middelburg, completando el podio en la última cita de la temporada. Recuerdo haber tomado las fotos de Barry y su compañero de batallas Marco Lucchinelli con sus cabezas en la misma guirnalda de ganador. El noveno puesto del italiano Lucchinelli fue suficiente para darle a él y a Suzuki el título mundial.

Eso fue todo. A pesar de los grandes esfuerzos de gente como Niall Mackenzie, Jeremy McWilliams o Ron Haslam y, pese a reivindicar que el campeón mundial de 1987, el australiano Wayne Gardner, era inglés porque residía en Inglaterra, ningún otro piloto británico se había vuelto a subir al escalón más alto del podio de la clase reina. Barry Sheene había fallecido 13 años antes y, honestamente, empecé a creer que nunca más iba a suceder hasta que llegó Cal.

El 2021 de Crutchlow: "Yamaha ocupa un lugar en mi corazón"

Ese día húmedo en la República Checa comenzó muy bien. El escocés John McPhee ganó su primer Gran Premio de Moto3™ en una carrera en mojado. La lluvia había parado una hora antes del comienzo de la carrera de MotoGP™ de 22 vueltas, pero la pista todavía estaba mojada. Crutchlow era 15º al final de la primera vuelta, pero cuando el asfalto comenzó a secarse, empezó a danzar sobre la pista. Todavía no era consciente de lo que sucedía ante mí. Fue alrededor de la vuelta 12 cuando tuve el primer indicio de que podía hacer historia al colocarse en cuarta posición. Deseaba mucho que sucediera, pero me entró el pánico porque no tenía nada, ni datos ni estadísticas preparadas y por eso siempre seguía hablando.

Cuatro vueltas más tarde, estaba en cabeza de carrera alejándose de pilotos como Rossi y Márquez, que sabían algo no solo sobre ganar Grandes Premios, sino también títulos mundiales. Comentar la última vuelta con los ojos cerrados puede que no sea muy profesional, pero eso es exactamente lo que hice, 'espiando' a través de mis dedos un par de veces, hasta que Cal llegó a la larga cuesta que precede a esa temida chicane que conduce a la recta de meta. 'Por favor, por favor, no te caigas', recé y Cal no lo hizo. Estuvo mucho más tranquilo que yo en la rueda de prensa posterior y también después, dos meses más tarde, cuando ganó de nuevo en Phillip Island en Australia. A Barry Sheene le habría encantado.

Muchas gracias, Cal. Buena suerte en el futuro a ti y a Yamaha.

Ya puedes disfrutar de DAZN por un precio de 9,99€ al mes. Sin permanencia y con un mes de prueba GRATIS. ¡Consíguelo AQUÍ!