Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
11 días Hace
By motogp.com

Suzuki, de las dudas a recuperar su ritmo marca de la casa

Las balas de Bolonia, un descuido y el grip trasero acabaron costando un posible doble podio, pero Mir y Rins vuelven a estar en la pomada

Hasta el domingo por la tarde en el Gran Premio Barwa de Qatar, tanto el vigente Campeón del Mundo de la clase reina, Joan Mir, como su compañero de equipo en el Team Suzuki Ecstar, Alex Rins, habían estado muy tranquilos en 2021. Era un escenario demasiado calmado, ya que muchos no contemplaban a la dupla española y a sus GSX-RR como aspirantes al podio, ya que Yamaha y Ducati parecían gozar de  un estado de forma muy superior.

Mir recupera un "buen feeling" pese al agridulce final

Sin embargo, como ya vimos en 2020, Suzuki realmente sube el nivel el día de la carrera. Ambos pilotos demostraron por qué fueron 1º y 3º en la clasificación general del Campeonato del Mundo la temporada pasada, y si no fuera por cierto desgaste de los neumáticos traseros y dos auténticos misiles de Ducati, podríamos estar ahora hablando de dos Suzuki integrando el podio de Losail.

Pero ni Mir ni Rins saborearon el champán. Se podría argumentar que el actual Campeón del Mundo lo merecía, pero las carreras no siempre entienden de meritocracia. Johann Zarco (Pramac Racing) y Francesco Bagnaia (Ducati Lenovo Team) pilotaron de forma brillante para tener la oportunidad de desbancar a Mir en el sprint final hacia la bandera a cuadros, y el balear tuvo que asumir que el segundo puesto se convertía en un cuarto en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, Joan estaba de buen humor tras la carrera y confirmó que él y el equipo habían encontrado algo para mejorar el rendimiento.

Final de locos: Así se jugaron el podio Zarco, Bagnaia y Mir

"Me siento bien. Ha sido una carrera positiva para mí. Recupero las sensaciones un poco tarde, pero finalmente lo conseguimos. Así que es importante", comenzó Mir. "Es lo más importante de esta carrera. He intentado ir de menos a más y al final apretar fuerte, porque sé que aquí la caída de los neumáticos es bastante grande, y he intentado gestionarlo todo lo que he podido. Así que ha sido positivo en general. Estoy contento y ahora tenemos otra oportunidad", comentó el '36' en vistas al próximo GP.

El mallorquín pasó a explicar lo sucedido en la última curva y en la recta final. Sí, se fue un poco largo, pero entró bien en la recta. No importaba cómo fuera la última curva para él, parecía que Mir estaba condenado a terminar fuera del podio: "Bueno, lo ideal era no intentar adelantar a Zarco y tener un rebufo en la recta e intentar defender la tercera posición. Pero es el comienzo de temporada y hay que arriesgar un poco; adelanté a Zarco en el último sector y me dije que si terminaba 2º sería genial, pero sabía que tenía dos Ducati furiosas detrás y sería difícil".

 

"He visto la meta muy cerca y entonces los dos cohetes me han adelantado. Así que ha sido un poco frustrante, pero he dado el 100%. La próxima vez sé lo que tengo que hacer. Es cierto que me he ido un poco largo, pero normalmente si te abres y nadie te adelanta, puedes conseguir más velocidad al final. Porque paras la moto, te vas largo y luego vuelves con más velocidad. No fue suficiente. Así que nuestra moto hoy ha funcionado muy bien, y me gustaría dar las gracias a Suzuki por ello", continuó el balear.

¿Qué encontró Mir para salvar un buen resultado de un fin de semana visiblemente frustrante? El piloto de 23 años explica que le costaba frenar la moto, y que los tiempos por vuelta no llegaban a pesar de "apretar como un animal": "Encontramos la manera, porque en el test pruebas muchas cosas y quizás te pierdes un poco en algunas partes. Por alguna razón, no fui capaz de parar la moto, tuve muchos problemas ayer, en el 'qualifying' fue muy difícil, estaba apretando como un animal y el tiempo de vuelta era imposible, nunca llegaba".

¿Cómo han vivido los pilotos la primera carrera de 2021?

"Así que fue muy frustrante y estaba muy enfadado. Para hoy encontramos anoche un 'setting' que usamos el año pasado, y todos los problemas que estábamos teniendo tenían bastante sentido con las especificaciones que estábamos montando en ese momento, así que cambiamos algo que no puedo decir, y todo volvió a funcionar", continuó el actual campeón, contento por dar con la tecla.

Uno de los detalles que ha dado alas a Mir son los soportes para las rodillas fijados al depósito de combustible, una nueva incorporación a su GSX-RR que le ha ayudado al frenar: "Es algo que me ayuda, porque en la zona de frenada me gusta mucho utilizar la potencia de las piernas. Normalmente, piloto la moto mucho con las piernas. No conduzco mucho con la parte superior del cuerpo. Y de esta manera, si ves la tapa del depósito de la Suzuki, es completamente plana, así que cuando frenas las rodillas se van hacia delante, y eso es algo que nunca me gusta, es muy incómodo. Con esto, es más la forma natural de todos los depósitos de combustible. Así que es un poco la solución para trabajar más con las piernas".

GRATIS: Toda la magia de Qatar, en 'super slow-motion'

Por su parte, Rins también pudo mostrar ligeramente sus credenciales en la lucha por el podio. El desgaste de los niveles del grip trasero acabó por costarle la posibilidad de pelear el podio, pero él también se mostró satisfecho con su rendimiento general. "Las sensaciones... la mitad de la carrera no fue tan mala, pero empecemos por el principio. En la salida se me ha olvidado pulsar el 'launch control', y ha sido muy difícil gestionar toda la potencia de la moto", admitió Rins, que partía , un puesto por delante de Mir. "Al menos, la salida no ha sido tan mala, pero normalmente me acostumbro a recuperar como dos o tres posiciones, esta vez ha sido muy difícil', añadió.

"He apretado mucho para recuperar esta vez ese tiempo respecto a los primeros, y creo que hemos destrozado los neumáticos. Porque seis vueltas antes de que Joan me adelantara, estaba peleando con el neumático trasero. Por supuesto, he apretado mucho en la mitad de la carrera para recuperar este tiempo, pero cuando estaba alcanzando a mis rivales, estaba perdiendo ese tiempo. Vi en la pizarra a Joan a 1,5 segundos, pero cuando estaba detrás de Miller, estaba analizando cuál era el mejor lugar para adelantarle y que él no me devolviera el adelantamiento. Así que lo perdimos todo. Pero de todos modos, hemos hecho una muy buena carrera, un buen ritmo, y vamos a trabajar para la próxima", analizó Rins.

Suzuki se blinda con "un equipo más unido"

Si no hubiera sido porque salía en la parte trasera de la tercera fila, la historia podría haber sido distinta. Pero Rins obró bien al abrirse paso hasta las Ducati y Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP), antes de que el neumático trasero no le permitiera seguir luchando. Teniendo en cuenta esto, ¿va a cambiar la estrategia de carrera para el próximo domingo en Losail?

"Veremos. En primer lugar, ¡intentaré pulsar el botón de 'launch control'! Y luego veremos cómo empezamos. Seguro que la estrategia... teníamos el ritmo, cuando iba con la moto, vi a Viñales intentando adelantar a 'Pecco', y decía: "¡'Pecco', vamos, espera dos vueltas más!", porque sabía que si Maverick le adelantaba se iría. Yo haría la misma estrategia. Presionar, hacer adelantamientos inteligentes. Por ejemplo, si tengo la oportunidad de adelantar a una Ducati en la última curva, me quedaré detrás, porque si no en la recta la Ducati me volverá a pasar, ¿no?", planteó el catalán.

Mir, Rins y Suzuki: nunca los descartes un domingo. Con más datos, conocimiento y tras haber recuperado las sensaciones y su ritmo marca de la casa, las GSX-RR suenan con fuerza para dar más guerra en el Gran Premio TISSOT de Doha. Acabar 4º y 6º para empezar la temporada es mucho mejor que el estreno de 2020, con Mir y Rins luciendo casi a la altura de la mejor versión ofrecida la pasada campaña. ¡Que llegue ya la segunda ronda en Losail!

Recomendado