Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
12 días Hace
By motogp.com

"Superar las dificultades me ha llevado hasta aquí"

Heather es Team Coordinator del Petronas SRT, un papel ganado tras superar adversidades, y quiere inspirar a otras mujeres con su ejemplo

Cuando era joven, en un esfuerzo por replicar lo que veía en la televisión junto a su padre y sus tres hermanos, se subía a la moto de su padre, que estaba aparcada en el garaje, y se imaginaba que era una de las estrellas del deporte que corrían en la pista.

Heather MacLennan nunca llegó a ser piloto profesional, pero desde 2015 se encarga de la administración y organización de los desplazamientos de todos los miembros del Sepang Racing Team. Todo el mundo recuerda los días en los que te preguntaban qué querías ser de mayor, pero Heather sigue sin tener una respuesta clara a día de hoy, a pesar de estar coordinando uno de los equipos más importantes del Campeonato del Mundo de MotoGP™.

Y fue en el seno de su familia donde Heather compartió y alimentó su pasión por el deporte, convirtiéndolo, con el tiempo y con un compromiso inquebrantable, en su profesión. "Fue en 2006 -tenía 20 años- cuando mi padre y yo fuimos a ver una carrera de World Superbike y me di cuenta de que ese era mi lugar, quería trabajar allí. Así que, a la hora de elegir universidad, decidí estudiar Relaciones Públicas y Gestión de Eventos. Tres años después, cuando me gradué, empecé a buscar trabajo en el sector".

Sin contactos directos con los entendidos en motorsports, Heather recurrió a Internet para investigar los nombres de los equipos que participaban en el Campeonato Nacional de Superbikes y luego les envió varios emails y cartas con su CV en busca de un trabajo. Tardó un tiempo, con muchas propuestas rechazadas y mensajes sin respuesta por el camino, pero finalmente se presentó una oportunidad con el sector de la hostelería en el British Superbike Championship. Heather no ha dejado de crecer desde entonces, combinando contactos y experiencia para progresar en el mundo del motorsport.

Cuando aún era estudiante universitaria, y a la hora de elegir un tema para su tesis, no tuvo ninguna duda: "El tema era los estereotipos sobre las mujeres involucradas en el motorsport. Me basé en mi experiencia laboral, ya que en ese momento asistía al paddock del Touring Car y había muy pocas mujeres. Entonces, les pregunté qué dificultades habían encontrado para llegar allí, por qué había tan pocas y otras reflexiones de este tipo".

Un tema delicado y complejo en el que Heather quiso profundizar para descifrarlo: "Cuando conocía a gente nueva y les contaba el sector en el que trabajaba había dos tipos de reacciones: los que se asombraban y entusiasmaban y los que parecían casi perturbados por la idea de que una chica pudiera trabajar e interesarse por el motorsport".

Como otras mujeres antes que ella, a menudo se encontró con prejuicios que, en lugar de frenarla, la impulsaron a ser aún más profesional y decidida a cambiarlos, aunque los cambios conllevan tiempo: "Muchas cosas han cambiado en el mundo en los últimos años y el paddock refleja este cambio. Los medios de comunicación prestan mucha más atención a las mujeres y a lo que hacen ahora, lo que inevitablemente tiene un impacto. Tener ejemplos en los que inspirarse es importante porque así las más jóvenes pueden ver por sí mismas que alguien ya ha roto barreras, encontrándose con una visión mucho más amplia de las oportunidades laborales".

"Cuando empecé a trabajar era muy tímida y no siempre fue fácil sacar a relucir mi personalidad. Tuve que superar retos para desempeñar el papel que tengo hoy, y al hacerlo gané confianza. Los estereotipos y ciertos tipos de comentarios no desaparecen por sí solos, sino con el compromiso del mayor número posible de personas", continúa MacLennan.

Esta solidaridad está presente y es tangible, aunque de forma discreta entre las #WomenInMotoGP, como nos cuenta la propia Heather: "Hay una solidaridad entre las mujeres que trabajan en el paddock. Personalmente, no las conozco a todas, pero cuando nos encontramos nos saludamos igual y aunque no conozcamos sus historias, su pasado, las respeto y admiro por estar donde están porque no es nada fácil estar ahí y detrás de esas tímidas sonrisas que intercambiamos, es una admiración mutua".

La aventura de Heather en el paddock de MotoGP™ comenzó en 2012 a través del boca a boca: "Un amigo mecánico del BSB que había trabajado en el Mundial me dijo que el equipo Marc VDS buscaba personal para el hospitality. Era una oportunidad imperdible y durante los dos años siguientes formé parte de su equipo".

Una vez metida en dicho entorno, se dio a conocer y siempre estaba dispuesta a escuchar otras experiencias: "Un día, Johan Stigefelt, nuestro actual Team Director, me dijo que estaba creando un nuevo equipo, que el piloto sería Johann Zarco, y que buscaba un Press Officer. Fue la mejor noticia que pude recibir. Así que en 2014 me involucré en el Caterham Moto Racing Team. Al año siguiente, conocimos a Razlan Razali y nos convertimos en el Sepang Racing Team".

Desde 2014 hasta hoy, muchas cosas han cambiado para Heather y para su nuevo equipo, que ha experimentado un crecimiento exponencial. De empezar en Moto3™, pronto entraron como equipo en Moto2™, y desde 2019, han participado en MotoGP™. Su año de debut fue un éxito rotundo, ganando el título de mejor equipo independiente, además de que Fabio Quartararo, ahora en el equipo de fábrica de Yamaha, se proclamó Rookie del Año.

Al principio, Heather gestionaba los viajes de 10 personas, pero en el espacio de unos pocos años, la lista ha crecido hasta 63, de 13 países distintos: "Al principio, yo era la única mujer del equipo y poco después llegó Chiara Agostini, nuestra manager del hospitality, y desde el principio fue un placer poder contar con ella tanto en el trabajo como en lo demás. Hoy somos seis mujeres en el equipo".

La pandemia de la COVID-19 ha hecho que Heather tenga que asumir aún más funciones además de las que venía haciendo. Debe estar al día de las diferentes normativas de cada estado del circuito que visita el Mundial, y asegurarse de que cada miembro de su equipo las cumple. También debe asegurarse de que los pilotos y el equipo tengan todo lo necesario para salir a escena, y a pesar de lo que parece una agenda imposible de cumplir, todavía tiene tiempo para empaparse de todo.

"Durante los Grandes Premios suelo apoyar al equipo y planificar el siguiente paso, pero también tengo tiempo para vivir la emoción del garaje y ver lo que pasa en la pista. El momento que más me gusta es el que precede a la carrera: el ambiente en el box antes de que los pilotos vayan a incorporarse a la parrilla es una sensación increíble. La concentración se palpa, luego se apagan los semáforos y comienza el espectáculo", analiza con pasión.

En 2021, todo un icono del mundo del deporte se unió a Heather en el box del PETRONAS SRT, ya que Valentino Rossi completó su fichaje por el equipo con sede en Malasia, y para Heather supone un gran orgullo trabajar junto a uno de los nombres más reconocidos del motorsport.

El mensaje de MacLennan es claro: "Tengo el privilegio de decir que hago el trabajo de mis sueños. A partir de este año voy a trabajar con uno de los más grandes pilotos de todos los tiempos, en lo que espero que sea un ejemplo para las más jóvenes, para transmitirles la importancia de creer en sí mismas para que puedan formar parte de este entorno o, en todo caso, que tengan siempre la fuerza para hacer realidad sus sueños".

Mientras Heather se prepara para llegar a Portimao, el 8 de mayo descubriremos la extraordinaria historia de otra #WomenInMotoGP.