Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
13 días Hace
By motogp.com

La Escuela Monlau, orgullosa del podio de Silverstone

El centro de formación profesional orientado a futuros mecánicos e ingenieros presume de su vínculo con Quartararo, Rins y Aleix Espargaró

Etiquetas 2021

Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP) demostró durante el domingo del GP Monster Energy de Gran Bretaña que esta es su campaña de oro en MotoGP™ tras adjudicarse un nuevo triunfo en Silverstone. Una victoria en la que al francés le acompañaron dos invitados de lujo: Alex Rins (Team Suzuki Ecstar) y Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini), encargados de cerrar el Top 3.

Un podio repleto de felicidad, pues más allá del golpe de efecto que supuso este nuevo triunfo del francés en la general del Mundial, Rins brilló al conquistar su primer podio desde el GP de Europa 2020. Por su parte, el mayor de los Espargaró firmó su segundo podio en MotoGP™, el primero desde Aragón 2014 con Forward Yamaha. Además esta dicha supuso el primer podio de Aprilia en la era MotoGP™ y el sexto en la clase reina. El último lo había firmado Jeremy McWilliams en el GP británico del 2000.

Sin embargo, eso no fue lo único que estos tres exitosos pilotos compartieron ese fantástico domingo en el trazado británico. Y es que tanto el francés como los dos pilotos españoles tienen muchas cosas en común, sobre todo, a lo que sus inicios se refiere. Todos ellos atesoran en sus recuerdos un especial vinculo, durante su etapa de formación, con la Escuela Monlau Repsol, una escuela con un cometido esencial en el futuro del mundo del motor que tiene como objetivo principal seguir cumpliendo los sueños de ingenieros, mecánicos y pilotos.

Y es que la Escuela Monlau Repsol se ha convertido en una gran cantera de ingenieros y mecánicos para equipos de todo el mundo. Desde hace más de dos décadas, la escuela barcelonesa forma con éxito a técnicos especialistas en motorsport, muchos de ellos ubicados en los mejores equipos del Campeonato del Mundo de MotoGP™. Porque a pesar de que la gloria y el reconocimiento suele estar reservado a los pilotos, las manos de los técnicos son de vital importancia en el Mundial de MotoGP™, al depender de su labor buena parte del éxito o el fracaso de los equipos. Un trabajo que se realiza a la sombra pero que en el caso de muchos llevan el sello de Monlau.

El principal objetivo de la Escuela Monlau Repsol es dar la oportunidad a los jóvenes alumnos apasionados por el mundo de la competición, para que puedan formarse como mecánicos e ingenieros expertos compartiendo valores como el esfuerzo y el sacrificio. Un proyecto, que en definitiva, contribuye a cuidar y fomentar el talento entre los jóvenes.