Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
2 días Hace
By motogp.com

MotoGP™ - Resumen de 2021: GP Monster Energy de Catalunya

Revive el regreso de Oliveira a lo más alto del podio y la polémica protagonizada por Quartararo al completar la carrera con el mono abierto

El Round 7 del Campeonato del Mundo de MotoGP™ 2021 hizo que pilotos y equipos pusieran rumbo al Circuit de Barcelona-Catalunya para disputar el GP Monster Energy de Catalunya. Antes de la carrera a 24 vueltas, Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP) saboreó la 'pole' por quinta vez consecutiva y tenía la vista puesta en su tercera victoria en cuatro años en el trazado catalán, pero no sería el francés quien se acabaría coronando en Montmeló.

Rewind 7: De nuevo en la pelea

 

El piloto de Yamaha ya se vio superado por Jack Miller (Ducati Lenovo Team) en las primeras curvas, mientras que Miguel Oliveira (Red Bull KTM Factory Racing) partió desde la segunda fila para situarse en la segunda posición. Al final de la segunda vuelta, el portugués se hizo con el control de la carrera, mientras que el grupo perseguidor fue alternándose antes de que Quartararo se colocara en segunda posición y Johann Zarco (Pramac Racing) en tercera de cara al final de la carrera.

Unseen: Del 'efecto Pedrosa' a la euforia de KTM en Catalunya

 

Oliveira no cedía a pesar de la intensa presión de la M1 que tenía tras él, pero a falta de dos vueltas, fue Quartararo quien tuvo que lidiar con algunos rivales de última hora. Zarco superó a su compatriota antes de que el australiano Miller aprovechara un error del piloto de Yamaha para ponerse 3º. Cuando los dos luchaban por el último puesto del podio, el mono de Quartararo se abrió y perdió la pectorina, mientras que también recortó la trazada en los últimos compases de la prueba. Como consecuencia de ello, fue sancionado y, a pesar de cruzar la línea de meta 3º, descendió a la sexta posición final.

¿Qué problema tuvo Quartararo con el mono?

Por su parte, Oliveira resistía la presión de Zarco en la última vuelta y consiguió su primera victoria de la temporada, y su tercera general en MotoGP™, lo que permitió cortar de raíz la discreta dinámica de las KTM en el primer tramo de la temporada.