Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
3 días Hace
By motogp.com

Quartararo apuntala su candidatura tras las dudas de Jerez

Después del frenazo en el GP español y de su paso por el quirófano, 'El Diablo' confirmó en Le Mans que es un firme aspirante al título

Como en casa, en ningún sitio. El paso del Mundial de MotoGP™ por tierras francesas ha sentado de fábula a Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP). Se trataba de una cita muy especial para él, por el hecho de correr en casa y por la necesidad de reivindicarse tras el paso atrás experimentado en la carrera del GP Red Bull de España, cuando los problemas físicos frustraron una probable victoria. Tras saltarse el Test post-GP de Jerez y pasar por el quirófano para ser intervenido del síndrome compartimental, 'El Diablo' fue capaz de estar a la altura en Le Mans tras una carrera de fondo repleta de obstáculos.

Del quirófano al podio: La "carrera más loca" de Quartararo

El francés, de hecho, celebró su tercera posición en la última carrera, por detrás de Jack Miller (Ducati Lenovo Team) y su compatriota Johann Zarco (Pramac Racing), como si de una victoria se tratara. No era para menos, especialmente si tenemos en cuenta las particulares condiciones de la pista. El propio Fabio admitió abiertamente que el episodio final del Gran Premio SHARK de Francia había supuesto todo un desafío. "Ha sido la carrera más extraña de mi vida", comentó tras el asalto decisivo en Le Mans, haciendo hincapié en que "nunca había hecho una carrera flag-to-flag".

Por momentos, el guion del tramo definitivo del fin de semana en el trazado francés evocaba un cierto 'déjà vu' respecto al pasado curso, en el que Quartararo también había firmado la 'pole' antes de que el caprichoso cielo de Le Mans se volviera en su contra el día de la carrera. "Éramos muy rápidos con los slicks antes de que empezara a llover", recordó 'El Diablo' en declaraciones compartidas por su equipo, en las que revivió el particular caos sufrido en sus propias carnes al tener que pasar por el pitlane para cambiar su moto.

IMPERDIBLE: Todo el frenesí del flag-to-flag en Le Mans

"Vi que Maverick (Viñales) y Jack (Miller) iban con un poco de cuidado en las primeras curvas y me dije: 'Vale, quiero ir a por todas'. Pero entonces llegué a la curva 9, donde llovía mucho, y sin frenar la moto se iba a derecha-izquierda-derecha-izquierda. Pensé: 'Si consigo llegar al box así, eso ya sería genial'. Llegué allí en el momento perfecto, pero luego casi entré en el box de Bastianini antes de entrar en el mío. Luego estuve a punto de coger la moto de Maverick… ¡Era un lío! ", explicó Quartararo antes de poner en valor su resultado final: "Conseguir un podio en estas circunstancias es increíble. No me lo esperaba en estas condiciones mixtas".

El joven talento de Niza, además, también puede sacar pecho por el hecho de haber solventado su talón de Aquiles particular en las carreras de lluvia. Una nueva inyección de moral en un año clave en el que busca quitarse la espina del pasado curso para volver a pelear por todo. Él, sin embargo, prefiere mantener un perfil discreto: "Realmente, no me importa el liderato del campeonato, porque quedan 14 carreras más, pero sigue siendo bueno porque significa que estamos haciendo un gran trabajo".

 

"Viendo las condiciones que hemos tenido, tenía miedo de perder posiciones, pero hemos ganado una", sentenció el galo, que vuelve a ser líder en detrimento de un 'Pecco' Bagnaia (Ducati Lenovo Team) que habría necesitado un par de vueltas más para dar caza a su rival. Ni el procedimiento flag-to-flag ni una sanción de 'Long Lap Penalty' por su error en el cambio de moto fueron argumento suficiente para frenar como en otras ocasiones a Quartararo, que incluso fue capaz de resistir cuando su neumático delantero blando de lluvia comenzó a caer a medida que la pista se secaba. Fue superado por Zarco en las última vueltas, eso sí, pero resistió para amarrar un podio con sabor a victoria por delante de 'Pecco'.

Con los 16 puntos cosechados en condiciones muy exigentes, 'El Diablo' acumula un total de 80 al frente de la general, solo uno más que el propio Bagnaia cuando el Campeonato se prepara para recalar en Mugello, una cita que debería ser propicia para las Desmosedici GP. Pese a ello, Quartararo sigue avivando una filosofía más 'zen' de lo habitual en él: "En las próximas carreras tenemos que concentrarnos e ir paso a paso".

Quartararo, recibido como un héroe en Le Mans

El Team Director del equipo, Massimo Meregalli, también puso en valor el "buen trabajo" de Quartararo "adaptándose de seco a mojado y a condiciones mixtas, especialmente teniendo en cuenta que empezamos el fin de semana en mojado y que nunca había hecho una carrera flag-to-flag". "Ha hecho grandes progresos en condiciones cambiantes estos últimos días, y hacerlo solo una semana después de su operación es aún más impresionante", añadió el Team Director del equipo de fábrica de Yamaha.

Meregalli, además, reivindicó que en estos momentos cuentan con un punto a favor importante de cara al próximo Gran Premio Oakley de Italia, a pesar de admitir la dificultad con la que se encontrarán en una pista con una larga recta en la que las GP21 podrían imponer su ley: "Lo que hemos sacado de este GP es que nuestro ritmo en seco es muy fuerte, así que esto nos da una motivación extra para Mugello, que puede ser una pista bastante dura". ¿Podrá retener Quartararo su liderato en territorio Ducati?

Recomendado